Campaña alerta sobre venta de medicamentos falsos en Internet

23-03-2010

El Instituto Estatal para el Control de Medicamentos lanzó una campaña que advierte sobre la venta de medicamentos falsos por Internet. Durante el año pasado, el Instituto decomisó durante los controles de calidad unos dos mil preparados ilegales.

El número de checos que compran fármacos online alcanza actualmente un 11 por ciento aproximadamente y, al igual que sucede en otros países, crece constantemente. Esto a pesar de que los especialistas alertan sobre el dudoso origen de gran parte de esos medicamentos. De moda están los preparados para adelgazar, para problemas de erección, contra el dolor y anabólicos. Muchas de las medicinas deben ser recetadas por los médicos o están prohibidas en Chequia por sus eventuales efectos secundarios, por lo que su venta ilegal a través de la red trae grandes ganancias.

Advertir sobre los peligros que conlleva la adquisición de medicamentos por Internet es la tarea del Instituto para el Control de Medicamentos, a través de spots proyectados en los cines, y volantes situados en los medios de transporte públicos. Martin Beneš, director de la institución, confía en que la campaña animará a los ciudadanos a que denuncien la venta online de fármacos falsos.

“El año pasado hemos logrado descubrir unos dos mil preparados no autorizados vendidos por Internet. Esperamos que con ayuda de los ciudadanos logremos combatir mejor este negocio ilegal. Los ciudadanos pueden ayudarnos igualmente a denunciar la venta online de medicamentos que provienen de robos”.

La producción y distribución ilegal de fármacos representa un negocio atractivo desde el punto de vista de las ganancias, por lo que crece el número de personas que se dedican a él. Jakub Frydrych, de la Central Antidrogas, indicó que esta nueva empresa alcanza niveles de crimen organizado.

”Algunas medicinas que se distribuyen ilegalmente contienen materias que son prohibidas en el país. No obstante, el número de personas que se dedican a este negocio crece, a pesar de que con su actitud violan la ley penal”.

Los castigos en Chequia por la venta ilegal de medicamentos son moderados. La pena máxima es una multa de 118.000 euros. El Ministerio de Salud elaboró una enmienda a la Ley Penal siguiendo el ejemplo de otros países comunitarios, que propone una pena de hasta cinco años de cárcel para los fabricantes de medicamentos ilegales y un año de prisión para sus distribuidores. Aprobar el proyecto le corresponderá a la nueva Cámara Baja, que surgirá de las elecciones generales de mayo próximo.

23-03-2010