Camiones se desvían de autopistas para no pagar peaje

12-01-2007

Tránsito exagerado, olor de gasolina y ruido. Estos son algunos problemas que enfrentan ciudades y aldeas checas por las que pasan los camiones para evitar el pago del peaje electrónico en las autopistas.

Hace quince días fue introducido en las autopistas de República Checa el peaje electrónico. Para no pagarlo, muchos conductores pasan por vías y carreteras paralelas a la autopista.

Los alcaldes de las ciudades afectadas pusieron el grito al cielo. Vítezslav Klega, de la región de Ostrava, está decidido a recurrir a las protestas.

"He hablado con los alcaldes de las aldeas y ciudades cercanas. Todos coincidimos en que hay que buscar una solución a la situación existente. Estamos decididos a defender los intereses de nuestros ciudadanos cueste lo que cueste".

Según el alcalde Klega, vivir cerca de la carretera se convierte en un infierno. La gente no puede dormir por el ruido, ni cruzar la carretera de un lado a otro. Pronto aumentará el número de enfermedades respiratorias a causa del smog, asegura.

Otro factor negativo son las frecuentes colisiones. Hace varios días un camionero se durmió tras el volante y chocó contra una casa familiar en Bohemia del Norte. Por suerte, nadie resultó herido y el conductor sufrió sólo fracturas.

No obstante, los transportistas defienden sus intereses argumentando que el pago del peaje se reflejará en una subida de los precios. En la mayoría de las regiones checas, la introducción de sistema electrónico de peaje ocasionó que se encareciera viajar en autobús.

Los problemas de tránsito en las carreteras checas son temporales, aseguró Martin Felix, gerente de la empresa de transporte Cesmad, agregando que la misma situación fue registrada hace tiempo en Alemania y Austria. Los conductores que no viajan por autopistas para no pagar el peaje representan en esos países actualmente entre el dos y el tres por ciento, afirmó Martin Felix.

12-01-2007