Cámara Baja aprobó el presupuesto nacional para 2011

16-12-2010

La Cámara Baja checa aprobó este miércoles con 111 votos de los 200 en total el proyecto gubernamental del presupuesto nacional para el año fiscal 2011. El borrador cuenta con un déficit de más de cinco mil millones de euros, y en su contra votaron 75 diputados socialdemócratas y comunistas.

Foto: ČTKFoto: ČTK La aceptación del proyecto del presupuesto nacional para el año 2011 por la Cámara de diputados es la primera gran victoria del Gobierno de Petr Nečas y de su plan de ahorros en las finanzas públicas. El déficit del presupuesto se prevé en algo más de cinco mil millones de euros el próximo año, lo que es más de mil millones de euros menos en comparación con el déficit de 2010.

Para lograr esta reducción, fue necesario aplicar amplios recortes en el sector social, salarial y otros. A pesar de que la oposición intentó reducir el impacto de las restricciones financieras mediante la introducción de varios cambios en el proyecto del presupuesto, los diputados de los partidos gubernamentales rechazaron sus propuestas, según recalcó Petr Tluchoř, presidente de la facción parlamentaria del gubernamental Partido Cívico Democrático.

”Hemos declarado abiertamente que no es posible hacer cambios en el presupuesto, ya que se trata de un proyecto ahorrativo que persigue reducir la deuda nacional. No podemos permitirnos incrementar los gastos o transferir dinero de un renglón a otro. Pronto se iniciará el año 2011 en el que planificamos realizar amplias reformas, y confiamos que gracias a nuestra actual responsabilidad en el tema financiero, el próximo presupuesto nacional será menos rígido”.

Los diputados de la coalición gubernamental aplicaron ciertas modificaciones mínimas en el presupuesto. Acordaron destinar mayores recursos a la enseñanza superior y subvencionar las rebajas en el transporte público para las personas minusválidas.

La oposición sometió el presupuesto a una rotunda crítica. El líder en funciones de la Socialdemocracia, Bohuslav Sobotka, insistió que el Gobierno debió haber incrementado las entradas del presupuesto para no tener que aplicar recortes tan drásticos en el sector salarial. Al diputado comunista, Jiří Dolejš, le disgustó que los diputados gubernamentales no hayan aceptado ninguna propuesta de cambio presentada por la oposición.

Miroslav Kalousek, foto: ČTKMiroslav Kalousek, foto: ČTK “Creo que no hubo voluntad para aceptar las propuestas de la oposición. Temo además que pronto quedará en evidencia que los recortes aplicados por los partidos del Gobierno fueron caóticos, que no existe concepto de desarrollo alguno. Esto podría desembocar en gastos adicionales que más tarde podrían alcanzarnos como un búmerang”.

El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, no admite semejantes especulaciones y señaló que la aprobación del presupuesto nacional es una buena noticia tanto para la República Checa como para los inversionistas extranjeros. Según Kalousek, de seguir Chequia por el camino de la reducción del déficit, en el año 2016 el país podrá tener presupuestos públicos equilibrados.

16-12-2010