Cada vez más empresas checas son dirigidas por extranjeros

05-11-2013

En la República Checa aumenta el número de empresas encabezadas por un extranjero o donde algún extranjero figura en la Junta Directiva. Los expertos, así como los empleados locales, afirman que tener un jefe que proviene de otro país aporta nuevas experiencias y costumbres laborales y de tratamiento interpersonal, por lo que consideran positiva esta práctica.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio Praga El número de extranjeros en puestos directivos de diversas compañías en Chequia se incrementó en más del 25% en los últimos diez años. Así se desprende de un reciente estudio de la consultora Deloitte, en el que fue incluido un centenar de empresas del país. La mayoría de los jefes extranjeros proviene de Alemania y Eslovaquia, aunque hay también de Paquistán, Italia, Estados Unidos y Latinoamérica.

Los empleados checos sostienen que trabajar con un jefe extranjero aporta nuevas experiencias y costumbres laborales, según lo confirma el arquitecto checo, Pavel Machar, quien trabaja en un estudio arquitectónico en Praga, que desde hace nueve años es dirigido por el arquitecto británico, Sean Clifton.

“Estamos en contacto permanente tanto con nuestro jefe directo, Sean Clifton, como con los directivos de nuestra sucursal en Londres. Debo decir que las relaciones interpersonales en nuestro estudio son muy buenas. Apreciamos especialmente el hecho de que se les de una oportunidad aquí también a los arquitectos principiantes de demostrar su creatividad y capacidades. En las empresas dirigidas por checos esto no se practica mucho y los encargos más importantes suelen asumirlos los propios jefes”.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio PragaEl estudio de la consultora Deloitte reveló que los jefes extranjeros aprecian la laboriosidad y flexibilidad de los empleados checos, aunque admiten que a veces no saben vender sus conocimientos en el mercado laboral.

Muchas empresas también son dirigidas actualmente por checos y estos tienen más experiencia y una mejor preparación profesional que en los años noventa cuando en el país se fue implantando la economía de mercado. Pero la alta competitividad, así como la llegada de nuevos inversores extranjeros favorece más a las compañías con una dirección y equipo laboral formado tanto por checos como por extranjeros.

Muy buena experiencia tiene en este aspecto el centro científico CEITEC, de la ciudad de Brno, que está interesado en ampliar su equipo con profesionales del exterior, según señala su director ejecutivo, el estadounidense, Markus Dettenhofer.

”En nuestra empresa trabajan científicos checos, así como expertos de otras partes del mundo. Tenemos aquí asimismo a checos que adquirieron experiencia en el extranjero antes de venir a trabajar con nosotros. Todas estas personas son muy importantes para el futuro de las investigaciones que realizamos. Cada persona puede traer nuevas e interesantes ideas”.

Según el estudio de Deloitte, no todos los checos han tenido experiencia positiva con sus jefes extranjeros. Algunos tenían supuestamente mal carácter y solían dar órdenes a gritos. Pero tal comportamiento no depende de la nacionalidad del individuo, afirman los especialistas, sino del carácter de la persona, pudiendo tratarse tanto de un jefe o un empleado checo como de un extranjero.

05-11-2013