Cada vez más empresas checas recurren a las agencias de traducción

En la República Checa crece el número de empresas que aprovechan los servicios de agencias de traducción. El idioma que ha registrado el mayor incremento es el chino.

Foto ilustrativa: olilynch / PixabayFoto ilustrativa: olilynch / Pixabay No solamente el inglés y el alemán, sino también el chino. Las empresas checas recurren con cada vez mayor frecuencia a las agencias de traducción para aprovechar sus servicios. Mientras que antes las compañías checas pedían sobre todo traducciones de cartas, hoy la mayor demanda son textos publicitarios.

En lo que se refiere a las lenguas, un aumento significativo se ha registrado sobre todo en el chino, y crece también el número de pedidos de traducciones del ruso. Al contrario, la mayor caída de interés la ha sufrido el vietnamita. A pesar de que hace unos años los traductores judiciales de esta lengua casi no existían, ahora hay cientos de ellos.

Otro idioma donde se registra menos interés es el inglés, sostiene el traductor Tomáš Ondra.

“Los precios de las traducciones del inglés han caído, porque hay mucha gente que se cree apta para traducir. Sin embargo, hay también idiomas donde los precios están creciendo. Este es el caso del chino y tailandés”.

Karel Havlíček, foto: ČT24Karel Havlíček, foto: ČT24 Las declaraciones del traductor Ondra las confirma el fundador de la agencia de traducción Global Language Center, Milan Kadlec.

“Nos enfocamos en las traducciones de alto nivel de dificultad y en las traducciones judiciales. Disponemos de muchos de traductores del inglés, pero conseguir alguien que sea capaz de trabajar con el tailandés, eso sí es complicado”.

Según la Asociación de las Agencias de Traducción Checas, el precio por una página del inglés ronda en unos ocho euros. Sin embargo, en el caso del georgiano, el coste puede llegar hasta a unos 60 euros.

Karel Havlíček de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa sostiene que para las compañías checas es imprescindible el uso de lenguas extranjeras. Una de las causas del aumento del interés por los servicios de agencias de traducción es la apertura del mercado a nivel europeo. La mayoría de las compañías checas hacen negocios con los países extranjeros.

En la República Checa hay unos 3.000 traductores e intérpretes certificados. No obstante, el número de personas que se ganan la vida traduciendo e interpretando es mucho mayor, ya que desde el punto de vista legal, una licencia profesional es suficiente para ejercer esta profesión.