"Cabeza rapada" condenado a dos años de prisión

22-02-2002

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

El ciudadano gitano Milan Kovác recordó ante el Tribunal regional de Krnov, Moravia del Norte, aquella fecha cuando a eso de la una y media de la madrugada se rompió el vidrio de la ventana y de repente toda la habitación se convirtió en un infierno ardiente. Su pareja, Emilie Zigová sufrió quemaduras en el 40% de su cuerpo al tratar de salvar a su pequeña hija.

El Tribunal acusó del ataque a Radek Bedry, un joven extremista de 21 años, condenándolo a dos años de prisión. El presidente del Tribunal indicó que el "cabeza rapada" amenazó con su acto la vida de otros nueve habitantes de la casa. Dos compañeros del acusado, que también comparecieron ante el Tribunal, fueron liberados por falta de pruebas.

Debido a que el extremista apeló la sentencia de manera inmediata, el caso no ha concluido definitivamente

Tampoco el acusador Libor Malý se sintió satisfecho con la sentencia dictada. Afirmó que está convencido de la culpabilidad de los tres extremistas, por lo que apelará la sentencia. Malý señaló que durante la investigación varios testigos cambiaron sus testimonios a favor de los inculpados, hecho que permitió a los extremistas presentar ante el Tribunal testimonios que confirmaban que durante el incidente se encontraban en otro lugar. Sin embargo, después de ser detenidos se confesaron culpables, apuntó Malý.

La pareja gitana afectada expresó que la sentencia dictada por el Tribunal es demasiado baja. La pena para el culpable y la indemnización de 250 dólares a la ciudadana Emilie Zigová por los daños sufridos a la salud, la pareja las considera de insuficiente.

22-02-2002