Búlgaros protestan con rabia contra el distribuidor energético checo ČEZ

20-02-2013

Bulgaria quitará la licencia para la distribución de energía eléctrica a la compañía checa ČEZ. El Gobierno del país balcánico reaccionó así a las multitudinarias manifestaciones de ciudadanos que invadieron las calles para protestar contra los elevados precios de la electricidad.

Foto: ČTKFoto: ČTK Las protestas en Bulgaria contra el distribuidor checo de energía eléctrica ČEZ van en escalada. Un hombre murió y otro resultó herido gravemente tras quemarse a lo bonzo para protestar contra los elevados precios de la electricidad.

Decenas de personas resultaron heridas y numerosos manifestantes fueron detenidos en los enfrentamientos con la policía producidos últimamente en varias ciudades búlgaras, entre ellas la capital Sofía, Burgas y Varna.

Boiko Borísov, foto: Biser Todorov, Wikimedia Creative Commons 3.0Boiko Borísov, foto: Biser Todorov, Wikimedia Creative Commons 3.0 En vista de la presión de la opinión pública y de las venideras elecciones generales, el primer ministro búlgaro Boiko Borísov anunció que el Gobierno quitará la licencia a la compañía ČEZ y prometió reducir en un 8% el precio de la energía eléctrica.

La compañía checa hace frente a las acusaciones de “infringir sistemáticamente” las reglas de la distribución de la energía eléctrica. Entre los errores más graves figuran las discrepancias detectadas en las facturas por el consumo de electricidad y la realización de concursos públicos poco transparentes. Aunque las autoridades búlgaras por el momento no han especificado oficialmente los motivos de la anulación de la licencia para la empresa, cuyo accionista principal es el Estado checo.

La compañía rechaza toda acusación de infringir las leyes búlgaras, según resaltó la portavoz de ČEZ, Barbora Půlpánová.

Barbora Půlpánová, foto: Archivo de ČEZBarbora Půlpánová, foto: Archivo de ČEZ “Por el momento no hemos recibido ningún comunicado oficial de las autoridades búlgaras. El regulador energético tendrá que detallar en el informe lo motivos de la anulación de la licencia y ofrecer a la compañía un plazo para la eliminación de las eventuales deficiencias”, dijo la portavoz.

El primer ministro checo, Petr Nečas, calificó la postura búlgara de un caso sin precedentes dentro de la Unión Europea e insiste en que el país comunitario cumpla su compromiso de proteger las inversiones extranjeras. Mientras que el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, espera que el pleito sea sentenciado por la Justicia independiente.

“Espero que defendamos nuestra posición legal. Creo que ahora ya no se trata de una cuestión de decisiones políticas, sino de un veredicto de la Justicia independiente, ya sea de la búlgara o por medio de arbitrajes internacionales”, subrayó el ministro.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga El distribuidor checo de energía eléctrica está pasando por un mal momento en los Balcanes. En enero, Albania le quitó la licencia para la distribución de electricidad, lo que podría significar para la empresa una pérdida de hasta 200 millones de euros en caso de que no logre revertir la sentencia en el arbitraje internacional.

ČEZ comenzó su expansión hacia el Este en 2005. Hoy cuenta con sucursales también en Polonia, Eslovaquia, Rumania, Hungría y Turquía. Sin embargo, los analistas indican que en dichos países ČEZ no enfrentará problemas similares a los de Albania y Bulgaria.

20-02-2013