Bruselas cortará a Chequia fondos destinados a la educación

07-02-2012

La Unión Europea cortará parte de los fondos destinados a la educación en la República Checa. Bruselas no está satisfecha con los programas presentados por el Ministerio de Educación checo.

Josef Dobeš, foto: ČTKJosef Dobeš, foto: ČTK A la Republica Checa le faltarán 47 millones de euros en su presupuesto. La Unión Europea anunció que no enviará ese dinero a Praga, porque los programas presentados a Bruselas por la cartera de Educación no están bien, no cumplen los criterios establecidos.

El ministro de Educación, Josef Dobeš, en este momento en el banquillo de los acusados se esfuerza por esquivar todos los ataques y repite que el 31 de marzo todo estará resuelto, y que de no ser así renunciará a su cargo.

“Es lógico que se trata de un asunto que debemos resolver, puesto que es de beneficio para los intereses de la República Checa. Tengo que decir que el programa ‘Formación para la Competitividad’ es uno de los muchos que hemos presentado”, informó el ministerio.

Bruselas realizó un control y descubrió que existen errores en el aprovechamiento de los fondos, por lo que decidió cortar el suministro de dinero.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Si bien el sector de educación no se verá directamente afectado, porque recibirá el dinero por parte del Gobierno, éste faltará en el presupuesto general del país.

El ministro Dobeš no ha convencido a nadie con sus explicaciones. Los medios de comunicación tienen en su poder copias de la carta enviada desde Bruselas, en la que se alerta sobre la posibilidad de cortar más o en el peor de los casos todos los fondos, pero el funcionario insiste en que no recibió epístola alguna.

El opositor Partido Socialdemócrata pide de inmediato la cabeza de Dobeš, mientras que TOP 09, una de las tres formaciones de la coalición de Gobierno exige la pronta solución del problema, porque de lo contrario pedirá la sustitución del ministro.

Josef Dobeš, miembro del partido Asuntos Públicos (VV), el menor de la coalición aseguró que en caso de no dar una solución satisfactoria renunciará a su cargo.

En rueda de prensa Dobeš pidió a los medios de comunicación y a los políticos, tanto aliados como de la oposición, que le den tiempo y que no critiquen su gestiones, porque semejante actitud envía señales negativas a Bruselas.

07-02-2012