Bomberos descubrieron tesoro en una vivienda en Praga

10-01-2008

Más de tres mil objetos de gran antigüedad, incluidas hachas de piedra, broches de bronce y espuelas medievales, hallaron los bomberos en un apartamento en Praga, después de intervenir en él contra un fuerte incendio.

Una mera casualidad llevó al descubrimiento del antiguo tesoro en el barrio de Praga 10. Parte de la colección data de la antigüedad, otra del período en que el actual territorio de Europa Central era habitado por las tribus germánicas, y otra del Medioevo. El hallazgo está ahora en manos de arqueólogos, quienes lo someten a un detallado estudio y restauración. La arqueóloga Jana Maříková-Kubková, considera que la colección la reunieron buscadores ilegales de metales de varios países de Europa Central.

“Se trata de un cuantioso conjunto de objetos de bronce, cobre y de hierro, que provienen de varios períodos históricos, desde la era neolítica hasta el medioevo tardío. Conocemos las tecnologías utilizadas en su fabricación y, en base a un detallado estudio, logramos determinar que los objetos provienen de toda Europa Central y no sólo de la República Checa”, dijo Jana Maříková-Kubková.

La arqueóloga señaló que muchos museos nacionales no poseen una colección tan numerosa de objetos históricos. Desde este punto de vista el hallazgo es extraordinario. No obstante, según Maříková-Kubková, el valor científico del tesoro de Praga es casi nulo, ya que los especialistas desconocen el lugar donde los buscadores de metales encontraron los diferentes objetos, así como otros importantes datos. Por ello no se ha decidido todavía qué se hará con el hallazgo. Se prevé que una parte de los objetos será utilizada para experimentos o para documentar la utilización de diversas tecnologías de producción en diferentes épocas históricas y otra parte será expuesta en el Museo Nacional de Praga.

El incendio que llevó al hallazgo, tuvo lugar hace dos años. Los bomberos no lograron salvar entonces al dueño del apartamento y, según demostraron las investigaciones, el causante del incendio. El hombre se había dormido al parecer con un cigarrillo encendido. No obstante, la información sobre el tesoro se hizo pública hace poco, cuando se comprobó que el dueño del tesoro no tenía a ningún pariente y el hallazgo por tanto, pasa a ser por ley propiedad del Estado.

Se calcula que en Europa muchos hallazgos de gran valor histórico nunca llegan a manos de especialistas, ya que son descubiertos por buscadores ilegales de metales que, persiguiendo su propio beneficio, los venden a coleccionistas privados.

10-01-2008