Biólogo checo recibe una beca para la investigación de leucemia

Gracias a una prestigiosa beca, el biólogo Marek Mráz podrá investigar el tipo de leucemia más común entre los adultos.

Marek Mráz, foto: Kateřina Šejvlová / CC-BYMarek Mráz, foto: Kateřina Šejvlová / CC-BY Este año cinco checos recibieron becas prestigiosas del Consejo Europeo de Investigación (ERC). Las becas llamadas “Starting Grants” soportan los proyectos elegidos para una época de hasta cinco años. En Chequia hubo alrededor de 30 solicitantes este año y diez de ellos llegaron a la segunda vuelta. Al final, el 16% de los solicitantes recibieron la beca. Para la República Checa, esto es el mejor resultado desde el año 2008.

Foto ilustrativa: Navy News Service, Chad McNeeley / Public DomainFoto ilustrativa: Navy News Service, Chad McNeeley / Public Domain Entre los exitosos estuvieron dos científicos de la Universidad Carolina de Praga, Matyáš Fendrych de la Facultad de Ciencias y Ondřej Pejcha de la Facultad de Matemáticas y Física. Otra beca la recibió Kateřina Sam del Centro Biológico de la Academia de Ciencias, quien se dedica a los enlaces entre los insectos y los pájaros.

Ondřej Štěpánek del Instituto de Genética Molecular de la misma Academia recibió una beca para su investigación del sistema inmunológico humano. Por último, una beca fue otorgada a Marek Mráz de la Universidad Masaryk en Brno, quien investiga una forma grave de leucemia.

“Se trata de una beca muy prestigiosa que recibe solo el 10% de los solicitantes quienes vienen de todas las disciplinas científicas. Nosotros nos dedicamos a la investigación de la leucemia linfática crónica, que es la forma más común de la leucemia entre los adultos”.

Marek Mráz trabaja en el Instituto Tecnológico de Europa Central de la Universidad Masaryk en Brno. Es el cuarto solicitante en la historia de la Universidad que logró obtener la beca. Durante un período de cinco años, Mráz y sus colegas investigarán cómo se origina la leucemia linfática crónica y cuáles son sus mecanismos. Su objetivo es proponer una terapia más efectiva para el tratamiento de la enfermedad.

“Queremos dedicarnos sobre todo a la investigación de los mecanismos de la leucemia linfática crónica. Es una enfermedad que se desarrolla a partir de los linfocitos B, que son células que normalmente sirven para proteger el cuerpo contra las infecciones. Todavía no se sabe cómo estas células se convierten en células cancerosas. En la segunda fase del proyecto queremos utilizar estos nuevos conocimientos para desarrollar un tratamiento de la enfermedad y obtener más control sobre ella, a lo mejor de una manera que no sea tóxica para los pacientes”.

Foto: Manu Sarma СС BY-SA 4.0Foto: Manu Sarma СС BY-SA 4.0 Ya como estudiante de doctorado, Mráz fue galardonado con el Premio del Ministro de Educación para los estudiantes excepcionales, luego en 2014 recibió el Premio de la Asociación Europea de Hematología, y un año después el Premio de la Sociedad Checa del Cáncer por la publicación científica más importante del año.

Con solo 35 años dirige su propio grupo de investigación y ha trabajado en Estados Unidos en la Clínica Mayo y en la Universidad de San Diego. Según Mráz, la beca le permitirá avanzar en su investigación.

“En la República Checa la financiación de la ciencia no es sistemática y a veces es muy difícil obtener apoyo. Por ello la beca del Consejo Europeo es de gran ayuda para mi laboratorio”.

Las becas del Consejo Europeo ofrecen un apoyo financiero de hasta 1,500,000 euros. En total, 403 solicitantes de 22 países del mundo recibieron una beca este año. El país más exitoso fue Alemania con unas 73 becas, seguido por Italia con unas 42 becas y Francia con 33. El Consejo Europeo también otorga otros tipos de becas, pero los resultados de las solicitudes todavía no se conocen.