Bicentenario argentino: celebrar, agradecer y mejorar

24-05-2010

Con una ceremonia religiosa en la Iglesia del Niño Jesús de Praga y una posterior recepción en la residencia del embajador, los argentinos residentes en la República Checa celebrarán este martes 25 de mayo el Bicentenario de la Independencia de su país. En conversación con Radio Praga, el embajador argentino, Vicente Espeche Gil, habla sobre las claves de esta conmemoración.

Embajador Vicente Espeche Gil, foto: Gonzalo NúñezEmbajador Vicente Espeche Gil, foto: Gonzalo Núñez Celebrar, agradecer y mejorar. Esas son las tres coordenadas por las que se mueve el Bicentenario de la Independencia de Argentina, según el embajador de esa nación sudamericana en Praga, Vicente Espeche Gil.

“El Bicentenario para nosotros no es solamente una evocación histórica. Para nosotros representa mucho más que eso. Representa un motivo para celebrar, para agradecer y para mejorar. Tenemos que celebrar estos 200 años que nos trajeron hasta ahora con una independencia externa, con un crecimiento cultural y económico, con unión interna y democracia en nuestra vida social y en integración cooperativa con los vecinos”.

Pero también el Bicentenario es un período de reflexión, de mirar hacia el futuro y preguntarse a viva voz qué Argentina quieren los argentinos, puntualiza Vicente Espeche Gil.

“El Bicentenario es una circunstancia que nos pone en la situación de reflexionar sobre lo que ha sido nuestra historia y lo que puede llegar a ser nuestro futuro. Queremos que en el próximo centenario que celebremos, hayamos superado la pobreza, hayamos consolidado nuestras instituciones democráticas, que son siempre perfectibles y seamos muchos más los argentinos que ocupamos ese inmenso espacio que tenemos. Así que realmente, celebrar, agradecer y mejorar son las claves del Bicentenario argentino”.

Embajador Vicente Espeche Gil, foto: Gonzalo NúñezEmbajador Vicente Espeche Gil, foto: Gonzalo Núñez Y en el plano de las relaciones bilaterales entre Argentina y Chequia, el embajador cree que las cosas van por el buen camino, aunque todavía queda mucho por hacer.

“El intercambio está creciendo en muchos órdenes. En el caso particular de la Argentina además hay un componente de gente, porque ha habido muchos inmigrantes checos que fueron a la Argentina, cerca de 20 mil, así que hay muchos vínculos que nos unen aún desde el punto de vista poblacional con los checos. El comercio es importante, limitado por el tamaño de los dos mercados, porque no son países de una inmensa cantidad de población, pero sí es importante en el terreno cultural, científico y técnico”.

Argentina es la segunda nación latinoamericana en celebrar su Bicentenario. Antes lo hizo Venezuela, el 19 de abril. Y durante los próximos meses lo harán también Colombia, México y Chile, en ese orden.

24-05-2010