Bermúdez: “Los hondureños han demostrado que sí están comprometidos con la democracia”

14-10-2009

El Foro 2000 prosiguió este martes en Praga con paneles desarrollados en español y enteramente dedicados a América Latina. Uno de los conferenciantes fue el ex ministro guatemalteco Francisco Bermúdez, que trajo a colación los problemas políticos y sociales de Centroamérica.

Quizá la conclusión más apabullante del panel “Seguridad y Carrera Armamentística en Latinoamérica” sea que al continente le esperan tiempos convulsos. En concreto, y para Centroamérica, el general y ex ministro de Defensa guatemalteco Francisco Bermúdez expuso la situación actual de la zona, marcada por los acontecimientos de Honduras y el movimiento político liderado por Hugo Chávez.

“El tema de Honduras es resultante de todo un proceso que se está dando en Centroamérica. El tema del chavismo ha generado mucha penetración en los partidos políticos, y eso es lo que está generando esta turbulencia. Bajo dos premisas: primero las reformas constitucionales con la finalidad de perpetuarse en el poder y el segundo punto es en políticas populistas que lo que pretenden es entregar dádivas a la población sin realmente buscar soluciones permanentes y de largo plazo”.

Francisco Bermúdez, foto: Carlos GonzálezFrancisco Bermúdez, foto: Carlos González Honduras vivió en junio un golpe de estado, cuando el Ejército destituyó y expulsó del país al presidente Manuel Zelaya, aduciendo que intentaba perpetuarse en el poder más tiempo del permitido por la Constitución.

Bermúdez ve la expansión del bolivarianismo, al que Zelaya es afín, como una amenaza a la paz y seguridad de la región pero al mismo tiempo como resultado del desgaste de los partidos tradicionales, incapaces de dar respuesta a las necesidades sociales de su población. En su opinión la clave es el camino trazado por Honduras, de apuesta por las instituciones democráticas y el estado de derecho.

“El caso de Honduras es un caso muy emblemático porque vemos como un sistema político reacciona ante esa agresión. Porque realmente el presidente Zelaya se va en contra de todos los dictámenes que le había dado el Congreso, que le había dado el Tribunal Electoral. Desde ese punto creo yo que los hondureños han demostrado que sí están comprometidos con la democracia. Para mí es un claro ejemplo de que los líderes políticos en nuestros países deben de abandonar el criterio de que ellos administran una finca que es de su propiedad”.

El general Bermúdez, artífice de la espectacular reforma militar que ha experimentado Guatemala en los últimos años, apuntó otro grave problema de seguridad, la proliferación de las pandillas de delincuentes conocidas como maras.

“Las maras se han convertido en el brazo armado del narcotráfico. Aparte son los que están dominando el tema que se conoce como narcomenudeo, o sea, la venta a destajo, en pequeñas cantidades, y eso hace que estos grupos de jóvenes sean tremendamente violentos por el mismo hecho que están consumiendo drogas, que están recibiendo armas y dinero por eso. No hay un dato exacto de cuánta gente puede estar involucrada en las maras pero algunas estimaciones rondan los 20-30.000 muchachos y muchachas involucrados en toda la República”.

El ex ministro subrayó los avances del Gobierno guatemalteco en su lucha contra las maras, aunque insistió en la necesidad de tomar medidas sociales para evitar la marginación y, ante todo, apostar por la juventud, el gran tesoro de Latinoamérica, donde el 60 por ciento de la población tiene entre 18 y 35 años.

14-10-2009