Banco Central checo interviene contra la corona fuerte

11-04-2002

La corona checa batió ayer un nuevo récord, faltándole sólo dos centavos para alcanzar el límite histórico de 30 unidades por euro. Después de la intervención del Banco Central checo, la corona cerró la jornada en 30,30 unidades por euro, sin embargo, los analistas opinan que el fortalecimiento de la moneda nacional continuará.

A pesar de que el Banco Central checo manifiesta reiteradamente que la fuerza de la corona no corresponde con la fortaleza de la economía checa, explicando que su fortalecimiento se debe a la afluencia de los inversionistas extranjeros, en el mercado de divisas no se ha registrado ningún impacto.

El analista Jan Sisr opina que el Banco Central tiene que hacerle frente a los adversarios fuertes.

El Banco Central checo se negó a comentar los efectos de su intervención de ayer, que consistió en la compra de entre 200 y 300 millones de euros, según estiman los especialistas. A parte de las intervenciones, el Banco puede proceder también a reducir los tipos de interés.

El fortalecimiento de la corona amenaza directamente a los exportadores checos, empeorando su competitividad en los mercados extranjeros. Más de cuarenta empresas, entre ellas el mayor exportador checo - la empresa automovilística Skoda, han apoyado hasta el presente el "Llamamiento de Trutnov contra la corona fuerte", impulsado por la compañía textil Trutnov.