‘Bajo el Cielo Cubano’ plantea en Praga los derechos de los trabajadores de la isla

18-03-2010

El documental ‘Bajo el Cielo Cubano’ ha formado parte del programa del festival Un Mundo, dedicado a los derechos humanos. Su proyección en Praga contó con la presencia del productor de la película, George Plinio Montalván, con el que los asistentes pudieron debatir sobre la situación social y política de Cuba.

Foto: undercubanskies.comFoto: undercubanskies.com La retórica del régimen de los Castro adopta la simbología comunista de defensa a ultranza de los intereses de los trabajadores. El director Carlos Montaner, sin embargo, quiso reflejar con ‘Bajo el Cielo Cubano’ que de hecho en el país el Estado utiliza el acceso al trabajo como manera de castigar o premiar la postura política de sus ciudadanos.

En el documental se explica el sistema por el cual las empresas extranjeras, principalmente hoteleras, están obligadas a contratar a sus trabajadores a través de la intermediación de una agencia gubernamental. El régimen filtra a los candidatos siguiendo criterios ideológicos y se queda con gran parte del sueldo.

Al mismo tiempo se subraya el papel de los sindicatos cubanos como un sistema de encuadramiento social, más que como organizaciones independientes defensoras de los asalariados. Todo esto se compara con las condiciones de los trabajadores de las mismas cadenas hoteleras en República Dominica y México.

El objetivo fue difundir la obra en Cuba clandestinamente. En opinión del productor, George Plinio Montalván, la circulación de la película ha tenido consecuencias negativas, como la detención de algunos implicados, pero también esperanzadoras, como nos cuenta.

“Hubo una repercusión inusitada, absolutamente no planeada. Uno de los personajes que aparece en el documental, Abel Betancourt, fue entrevistado en Miami, donde vive y trabaja. Su esposa y su hija todavía viven en Cuba. Él las fue a visitar, y como él aparece en el documental, sus amigos y ex colegas de trabajo lo invitaron a comentar el documental en su ex puesto de trabajo”.

La película generó numerosas dudas y preguntas entre el público checo, concernientes a Cuba y a su futuro. Durante el debate se abordó el caso de una posible transición a la democracia, un desafío para el que, según Montalván, el país se halla convenientemente preparado, especialmente debido a las nuevas generaciones. De hecho, su próximo documental se centrará en la Cuba joven y los retos a los que se enfrenta.

“Es sobre los jóvenes, es sobre las actitudes de los estudiantes universitarios, de los blogueros, cuyo número está creciendo vertiginosamente en Cuba a pesar de las restricciones del Internet. Los músicos, que son sumamente activos. Y los hijos y nietos de los comandantes de la revolución, muchos de ellos aparecen en el documental. Será de 60 minutos, lo tendremos listo dentro de un mes y el título va a ser algo así como ‘Los Nietos de la Revolución’”.

Al mismo tiempo, Montalván compartió su preocupación de que tras el esperado cambio político, se llegue no a un sistema de libertades completo, sino a un régimen autoritario, presidido por lo que llamó, un “Putin tropical”. En su opinión, el pueblo cubano debería hacer todo lo posible por evitarlo.

Más información en www.undercubanskies.com

18-03-2010