Baja el precio de la vivienda en Chequia, aunque siguen los problemas en Praga

29-08-2019

Tras años de subidas, el mercado inmobiliario checo experimenta los primeros signos de un descenso en el precio medio de la vivienda. No obstante, en lugares como Praga la vivienda sigue siendo poco asequible.

Foto: LEEROY Agency, Pixabay / CC0Foto: LEEROY Agency, Pixabay / CC0 Parece que el mercado inmobiliario checo dará un pequeño respiro a los compradores en gran parte del país, según un reciente análisis publicado por la Asociación Bancaria Checa.

Después del crecimiento que han sufrido los precios en los últimos años, que han convertido la vivienda en un lujo en ciudades como Praga, el precio medio en la República Checa ha bajado ligeramente.

Sin embargo, en la capital checa los problemas continúan. En estos momentos, el precio medio del metro cuadrado en el distrito de Praga 1, por ejemplo, es de 7300 euros. Como explica Jan Martina, de la agencia inmobiliaria MM Reality, el precio de los pisos en la capital no deja de subir.

Foto: U. Leone, Pixabay / CC0Foto: U. Leone, Pixabay / CC0 “El precio de los pisos de nueva construcción no deja de subir en Praga. En lo que se refiere a los pisos pequeños, es difícil encontrar alguno por menos de 3800 euros por metro cuadrado”.

Pero en opinión del principal consejero de la Asociación Bancaria Checa, Vladimír Stañura, para finales de este año es probable que la situación mejore incluso en Praga.

“En todo el país, incluida Praga, hemos llegado a la cumbre de los precios. Entonces lo lógico es que ahora haya una corrección de los precios y bajen en un pequeño porcentaje. El Banco Nacional dice que la vivienda está sobrevalorada en un 15% en Chequia, y ahí es donde veo el límite”.

La República Checa vivió algo similar con la vivienda entre los años 2000 y 2004, cuando los precios llegaron a crecer un 86% de media. Pero unos años después, se produjo una bajada significativa, añade Stañura.

“Por aquel entonces los precios bajaron entre el 7% y el 10%. Y después hubo otra corrección en los años 2008/2009, que fue de entre el 13% y el 17%. Esta corrección siempre dura poco, por ejemplo, un año”.

Los altos precios actuales y las medidas del Banco Nacional han hecho que cada vez menos familias se interesen por la compra de una vivienda, lo que ha aumentado la oferta de casas disponibles.

Estos factores sumados a los nuevos pisos que se están construyendo harán que inevitablemente los precios bajen, aunque sea ligeramente, según apunta Tomáš Somogyi, de la compañía de inversiones Conseq.

“Ya no hay esa disposición a pagar sumas muy altas por un piso. Y teniendo en cuenta que en los próximos años van a entrar miles o decenas de miles de pisos nuevos en el mercado, el precio bajará”.

Foto ilustrativa: nattanan23 / Pixabay, CC0Foto ilustrativa: nattanan23 / Pixabay, CC0 De todas maneras, Praga será la zona que lo tendrá más difícil, ya que el ritmo de construcción no es alto. De hecho, el año pasado fue el que menos se construyó en la capital checa en comparación con los tres anteriores.

Además, últimamente los pisos en construcción en el centro de Praga son adquiridos por compradores extranjeros, dice Marcela Fialková, portavoz de la compañía Central Group.

“Ahora se está dando con mucha frecuencia que, especialmente los extranjeros, compran proyectos que están en construcción. Normalmente pisos pequeños de una habitación más un salón con cocina”.

A la espera de que el descenso de los precios llegue a la capital checa, muchas parejas jóvenes compran casas en las poblaciones de alrededor, incluso a decenas de kilómetros. Esto ha provocado un consecuente aumento del precio en regiones como Bohemia Central.

Otra consecuencia es que el alquiler vuelve a ganar popularidad, aunque la República Checa sigue siendo uno de los países europeos con el menor porcentaje de vivienda de alquiler.

29-08-2019