Babiš propone un referéndum sobre la adopción del euro

01-06-2015

La opinión de los ciudadanos de la República Checa frente a la eventual adopción del euro debería ser verificada por medio de un referéndum de prueba. Así lo propuso el ministro de Finanzas y líder del movimiento ANO, Andrej Babiš, en un encuentro entre el Gobierno, representantes del sector bancario y el presidente de la República, celebrado este domingo en la localidad de Lány. La postura de los políticos checos sobre el tema no es unívoca.

Andrej Babiš, foto: ČTKAndrej Babiš, foto: ČTK Los participantes en la reunión de Lány coincidieron en que los ciudadanos checos tienen poca información sobre lo que traerá a la República Checa la futura adopción del euro. El ministro de Finanzas, Andrej Babiš, considera oportuno además celebrar un tal referéndum de prueba sobre el tema del euro, según dijo.

”Considero que sería oportuno efectuar un referéndum. Podría realizarse por ejemplo, junto con las elecciones a la Cámara de diputados en el año 2017. En base a la información sobre las ventajas y desventajas del euro que queremos proporcionarles a los ciudadanos, éstos podrían dar su opinión respecto a la introducción de la moneda comunitaria”.

Babiš no es partidario de una pronta entrada de Chequia en la eurozona. Indica que la economía nacional no está en condiciones todavía para ese paso, además que el euro se ve afectado actualmente por la insegura situación económica de Grecia.

Bohuslav Sobotka, foto: Filip JandourekBohuslav Sobotka, foto: Filip Jandourek El primer ministro, Bohuslav Sobotka, no comparte la opinión de Babiš, según recalcó.

”Creo que un referéndum estaría de más. En el Acuerdo de coalición gubernamental está dicho que el actual Consejo de Ministros no fijará la fecha de la introducción de la moneda comunitaria. O sea que, en mi opinión, no hay motivo para celebrar un referéndum sobre el tema durante el actual periodo electoral”.

Sobotka recordó que Chequia se había comprometido a la adopción del euro con su entrada en la Unión Europea, y añadió que el aporte de la adopción de la moneda única para la estabilidad económica, la capacidad competitiva y el empleo, prevalece ante eventuales efectos negativos. Lo primordial ahora es mejorar el nivel de la economía checa para acercarse a los países avanzados de la eurozona. Según el jefe del Gobierno, lo único sobre lo que podrían votar los ciudadanos en un referéndum sería la fecha concreta de la entrada de Chequia en la eurozona, ya que en ese tema no hay consenso político.

Tampoco la oposición es unánime en cuanto al referéndum sobre el euro. Mientras que el partido TOP 09 rechaza la votación popular y afirma que el tema es una decisión puramente política que debe adoptar el Gobierno, el Partido Cívico Democrático rechazó en su reciente congreso la pronta introducción de la moneda única e insistió en un referéndum sobre esa cuestión, según confirmó el vicepresidente del partido Martin Novotný.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea ”La idea de la adopción del euro sin un referéndum es inaceptable para nosotros. El euro es inconveniente para los ciudadanos checos. Además, hablar del tema ahora es muy prematuro y no compartimos la opinión de Babiš sobre la fecha del referéndum. Pero si alguien decidiera arrastrar a la República Checa a la aventura de la introducción del euro, el Partido Cívico Democrático insistiría en que ese paso fuera condicionado por una votación popular”.

Según un reciente sondeo de opinión, el 70% de los checos está en contra de la entrada de Chequia en la eurozona. Por su parte, el presidente, Miloš Zeman, impulsa una pronta introducción de la moneda comunitaria.

01-06-2015