Aviones CASA siguen teniendo defectos

01-08-2011

Técnicos terminaron el domingo las pruebas de los cuatro defectuosos aviones de transporte CASA que España había vendido en 2009 a la Fuerza Aérea checa. Aún dos años después de la venta, los aparatos siguen sin funcionar debidamente. En caso de que las pruebas no den buenos resultados, el Ministerio de Defensa checo puede aplicar al fabricante una multa o desistir del contrato.

Foto: Archivo del Ejército checoFoto: Archivo del Ejército checo Especialistas checos y españoles estuvieron poniendo a prueba a los aviones CASA C-259M desde el pasado lunes en España. Los aparatos tenían problemas con el sistema de protección, de navegación y de control de la altura de vuelo.

El plazo fijado para los test expiró el domingo, los resultados se conocerán la próxima semana. Sin embargo, según fuentes extraoficiales, los aviones siguen defectuosos. El portavoz del Ministerio de Defensa, Jan Pejšek, subrayó que la Fuerza Aérea checa está dispuesta a aplicar las sanciones contractuales.

Jan Pejšek, foto: Archivo del Ejército checoJan Pejšek, foto: Archivo del Ejército checo “Según el contrato, el Ministerio puede reclamar las sanciones contractuales por cada día de demora del proveedor. El Ejército checo necesita estos aviones, ahora no tiene otra opción para reemplazarlos”, dijo.

El portavoz señaló que por el momento no piensan desistir del contrato. Todo indica que la Fuerza Aérea checa solicitará un descuento del precio del sistema de protección que ascendió a seis millones de euros.

De todos modos, las fuerzas armadas checas definitivamente no utilizarán los aviones CASA este año en su misión en Afganistán, como tenía previsto. Sin un sistema de protección en orden esto será imposible.

Foto: Archivo del Ejército checoFoto: Archivo del Ejército checo Los aviones CASA que reemplazaron a los obsoletos aparatos An-26 causan polémica desde que llegaron a la República Checa a principios de 2010.

Además de los defectos mencionados, una sospecha de corrupción se cierne sobre la adquisición de los aviones. El contrato de compra de los cuatro aparatos fue firmado en 2009. Según la Comisión Europea, la República Checa en aquel entonces saltó las normativas comunitarias al no convocar una licitación pública.

01-08-2011