Aumenta el rechazo a la Central Electronuclear de Temelín

16-08-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

TemelinTemelin A la prueba asistió también el Ministro de Industria, Miroslav Grégr. Su visita en la planta de Temelín tuvo carácter de excepción, porque el titular suele realizar visitas de inspección al lugar sólo una vez al mes.

El primer test reveló una vibración inaceptable de una de las piezas de la turbina. Al mismo tiempo, de las tuberías escaparon varios litros de aceite. Según la dirección de la Corporación Eléctrica que adminitra la central de Temelín, no se trató de problemas graves ni insol

ucionables. El portavoz de la Corporación, Václav Brom constató que esta primera prueba, después de una pausa de tres meses dedicada a reparaciones indispensables, cumplió con su objetivo principal. Las recientes pruebas demuestran que no se ha logrado eliminar completamente los problemas relacionados a las vibraciones de la turbina, pero los resultados de los tests constituyen un motivo para estar optimista, resaltó Václav Brom.

Sin embargo, los ecologistas y adversarios a la Central Electronuclear están muy escépticos, sosteniendo que las declaraciones de los representantes de dicha Central carecen de credibilidad. "El martes pasado informaron en la prensa nacional que no iban a precipitarse con la reanudación del funcionamiento del turboequipo, pero un par de horas más tarde trataron de poner en la marcha la turbina. Ya este propio hecho es muy extraño," subrayó una de las ecologistas del movimiento "Las madres de Bohemia del Sur".

Pero no se trata solamente de los parámetros técnicos, ecológicos o económicos. Algunos analistas ponen en el tapete también las incógnitas relacionadas no sólo con las medidas de seguridad en el lugar, sino también con los turnos de los trabajadores, el transporte desde sus domicilios en casos de emergencia o la benevolencia respecto al acceso de los periodistas en las zonas de comando.

16-08-2001