Aumenta el número de conductores que huyen después de un accidente

07-10-2013

Darse a la fuga después de un accidente de tránsito se ha convertido en un fenómeno cada vez más frecuente en las carreteras checas. Las autoridades informan que el problema afecta sobre todo a la capital, pero que el mal se extiende a otros lugares del país.

Roman Budský, foto: páginas oficiales de BESIPRoman Budský, foto: páginas oficiales de BESIP Aumenta en Chequia el número de conductores que se dan a la fuga después de cometer un accidente de tránsito. De acuerdo con informaciones de la empresa BESIP dedicada a la seguridad vial uno de cada siete conductores huye del lugar.

El experto en seguridad vial Roman Budský sostiene que los conductores irresponsables parten de dos razones primarias a la hora de escaparse de una situación embarazosa.

“La mayoría de los accidentes tienen consecuencias materiales. Los conductores se enfrentan entre sí y tratan de definir quién correrá con los gastos antes de que alguno huya. La segunda razón en que un alto porcentaje circula bajo los efectos del alcohol, drogas o sin permiso de conducir”.

El año pasado el mayor número de conductores que se dieron a la fuga se registró en Praga. La Policía de Tránsito reportó un total de 3048 casos en la capital seguida de la región de Bohemia Central con 1519 y en Moravia-Silesia 1421 casos.

Las cámaras de seguridad prestan un gran servicio a la hora de identificar a los conductores, según explicó Lukáš Pavlík, de la Policía de Tránsito.

Foto: Carlos Paes, stock.xchngFoto: Carlos Paes, stock.xchng “En la mayoría de los casos el infractor asegura que no se enteró de haber golpeado a otro vehículo, que no sintió colisión alguna. Los castigos para los conductores que se fugan van desde la pérdida de puntos del permiso de conducir hasta condenas de prisión, dependiendo de la gravedad del accidente”.

La situación de la fuga de conductores en Chequia es alarmante ya que sólo en el mes de julio las autoridades investigaron 8.500 casos, lo que anteriormente ocurría en el lapso de cuatro meses.

La Policía busca la introducción de herramientas legales que ayuden a reducir semejantes situaciones ya que el fenómeno empieza a reflejarse a nivel nacional de manera masiva lo que pone en peligro el sistema de seguridad vial del país.

07-10-2013