Aumenta el número de checos que estudian en universidades extranjeras

29-10-2012

Cada vez son más los jóvenes checos que cursan estudios en universidades extranjeras. Los programas de intercambio y las diferentes becas ayudan a que los estudiantes enriquezcan sus conocimientos y obtengan nuevas experiencias en centros universitarios de otros países.

Foto: Griszka Niewiadomski, Stock.xchngFoto: Griszka Niewiadomski, Stock.xchng Estudiar en una universidad al otro lado de la Cortina de Hierro resultó prácticamente imposible hace 20 años atrás para los checos. Los jóvenes interesados en cursar estudios en el extranjero tuvieron que conformarse con las universidades de los países del llamado bloque soviético.

Gracias a los programas de becas e intercambios estudiantiles actuales los jóvenes checos asisten a cursos en cualquier universidad europea y del mundo, al tiempo que los centros universitarios locales reciben a estudiante de muchos países.

Foto: Griszka Niewiadomski, Stock.xchngFoto: Griszka Niewiadomski, Stock.xchng Además del aporte académico, profesional y personal que adquieren los estudiantes, un estudio de la Asociación Estudiantil Checa indica que se trata de un punto más, de un punto a su favor a la hora de buscar empleo. Muchas empresas prefieren a egresados con algún tipo de experiencia más allá de las fronteras nacionales, según indica Tereza Houštecká de la agencia Deloitte.

“El dominio de idiomas, el conocimiento de otras culturas y entornos conllevan a que los jóvenes se relacionen con personas, costumbres y mentalidades diferentes, y eso les ayuda a alcanzar un mayor grado de independencia”.

El estudio de la Asociación Estudiantil Checa sacó a la luz que en el mercado laboral nacional aumenta el número de empresas que prefiere a jóvenes con algún tipo de experiencia en el exterior.

Pavla Šabatková, foto: ČTPavla Šabatková, foto: ČT “El número de interesados crece rápidamente. Además de los estudiantes las estancias en el exterior se han convertido también en meta de los profesores que enriquecen sus perfiles profesionales”, indicó Pavla Šabatková de la Agencia Nacional para los Programas Educativos.

Partiendo de las posibilidades que ofrecen diversas instituciones europeas, así como las propias universidades, el intercambio estudiantil ha pasado a formar parte de los programas de estudio en la mayoría de los centros de educación superior del Viejo Continente.

Los promotores de dichos programas aseguran que además de elevar el nivel académico y profesional de las jóvenes generaciones, responde a los ideales de la integración europea, puesto que los estudiantes de diferentes partes del continente llegan a conocerse mejor y compartir intereses profesionales.

29-10-2012