Artistas mexicanos donan a Moravia del Norte un cuadro de la Virgen de Guadalupe

03-09-2004

Un grupo de once jóvenes pintores y escultores mexicanos realizará en la próxima semana una gira por Moravia del Norte. A la comunidad católica de Ostrava le donarán un cuadro de la patrona de México, Nuestra Señora de Guadalupe. En el balneario de Jeseník reinaugurarán un monumento al fundador de la hidroterapia, Vincenz Priessnitz.

Radko TichavskýRadko Tichavský El próximo 8 de septiembre la delegación de artistas plásticos mexicanos entregará en Ostrava un gran óleo de Laura G. Morales que representa a la Virgen de Guadalupe, símbolo religioso de los católicos mexicanos. Así nos informó el cónsul checo en Monterrey, Radko Tichavský, principal coordinador de la presentes actividades mexicanas en la República Checa.

"Este cuadro se va a entregar formalmente en la presencia del obispo Lobkowitz a la comunidad católica de Ostrava-Zábreh con la idea de contribuir con esta imagen a la iglesia que van a construir en el futuro para poder atender la creciente comunidad católica en Ostrava".

Seguidamente, el grupo de los artistas mexicanos, acompañado por el cónsul Radko Tichavský, participará en el cierre del Simposio Internacional Escultórico Landek 04 en el que su compatriota Emir Guerrero Chávez presentará su escultura de piedra arenisca titulada "Evocación prehispánica".

El próximo destino será la ciudad balneario de Jeseník. El clarinetista Kamil Dolezal, la violonchelista Rafaela Drgácová y Radko Tichavský, interpretando en piano, ofrecerán un concierto en beneficio de los niños discapacitados, titulado "Kouzelné Mexiko" - "México Mágico".

"Este trío va a presentar en estreno piezas de la época de porfiriato de compositores de música de salón, que no sonaran hace mucho tiempo. Se puede decir que va a ser prácticamente un reestreno después de cien años".

El mismo día, es decir el 11 de septiembre, la delegación mexicana inaugurará en Jeseník una exposición de trabajos de cerámica que los niños discapacitados elaboraron con el artista regiomontano, de Monterrey, David Treviño, indicó Radko Tichavský.

"Treviño también forma parte de nuestro grupo. Él estuvo un mes en estancia en Jeseník, dedicó su tiempo y sus recursos económicos para estar allí, y aportó totalmente gratis el trabajo para los niños especiales, con los que iba a presentar la exposición de cerámica. Va a ser la primera vez que se haga una cosa tan formal con un artista profesional que dedica su tiempo a estos niños".

La visita de los pintores y escultores mexicanos a Jeseník culminará con la reinauguración de un monumento al agua. El monumento fue construido en el siglo 19 por los franceses como agradecimiento al tratamiento curativo de Vincenz Priessnitz, fundador del balneario de Jeseník, originalmente denominado Gräfenberg. Según explicó el cónsul checo en Monterrey, Radko Tichavský, el monumento presentaba un alto grado de deterioro.

"Gracias a la contribución de un paisano checo-mexicano, Ivo Stern, cuyo padre fue médico en Gräfenberg a principios del siglo 20, se destinó dinero, que hizo posible renovar el monumento al fundador del balneario Gräfenberg, Vincenz Priessnitz".

Los once artistas mexicanos se trasladarán de Moravia del Norte a Praga, donde el 16 de septiembre abrirán una gran exposición conjunta titulada "Mitos y Matices de México".

03-09-2004