Arranca otra edición del Rally Dakar

30-12-2004

El último día del año 2004 arranca la carrera de coches más famosa del mundo: el Rally Dakar. El piloto checo más laureado de la historia, Karel Loprais, intentará triunfar por séptima vez. Para enfrentar las vicisitudes del desierto y a sus rivales dispondrá de un modelo mejorado de su camión Tatra.

Karel Loprais (Foto: CTK)Karel Loprais (Foto: CTK) El Rally Dakar, la carrera motorizada más dura del mundo, iniciará su curso en Barcelona el 31 de diciembre y acabará diecisiete días después, el 16 de enero, en la capital senegalesa de Dakar. Los competidores recorrerán una distancia aproximada de 9000 kilómetros, casi 2000 menos que en el año anterior. Las mayores esperanzas de la República Checa estarán colocadas sobre Karel Loprais, quien ha logrado triunfar seis veces en la categoría de camiones y pretende igualar el récord absoluto del francés Peterhansel, quien lleva un triunfo más.

Karel Loprais, apodado por sus éxitos y experiencia Mr.Dakar, participará en la carrera por décima octava vez. Además de la competencia internacional, Loprais medirá fuerzas también con dos pilotos checos, Martin Macík y Tomás Tomecek. El segundo fue miembro del equipo de Loprais hace diez años, pero ahora será uno de sus rivales más temibles.

Karel Loprais (Foto: CTK)Karel Loprais (Foto: CTK) "Es un rival como cualquier otro, claro que mantendremos contacto, pero una vez en el coche, cada uno querrá triunfar por su cuenta. Además, la venidera competencia es mucho más numerosa que en los años anteriores. Pero yo no participaría si no creyese en la victoria." Así comentó al respecto Loprais.

Para superar las trampas y escollos del Sahara, Loprais y su equipo hicieron varias modificaciones en su camión de marca checa, Tatra.

"El camión para la presente edición tiene un espacio de carga diferente al anterior, su cajón es más ligero y dispone de amortiguadores notablemente perfeccionados. En el terreno debería ser más rápido y maniobrable gracias al mejorado cambio de velocidades", explicó Loprais.

El Dakar 2005 promete ser más exigente, ya que los motoristas se internarán con mayor frecuencia entre las traicioneras dunas del desierto africano. Enfrentando las dificultades naturales y técnicas, cada competidor necesitará todas las fuerzas y un poco de suerte para llegar primero a la meta, ubicada cerca de Lago Rosado, en Dakar.

30-12-2004