“Argentina tiene un superpoder cinematográfico”

25-10-2019

Las salas de cine del emblemático Palacio Lucerna se vuelven a vestir de color blanquiazul. La 8º edición del festival 'Semana de Cine Argentino' aterriza en Praga con todo: risas, miedo, dolor, historia y otros ingredientes que sazonan las pantallas otoñales de la capital checa.

El Embajador de Argentina Roberto Alejandro Salafia y el Director Jan Rybář en la inauguración del festival, foto: Embajada de Argentina en RChEl Embajador de Argentina Roberto Alejandro Salafia y el Director Jan Rybář en la inauguración del festival, foto: Embajada de Argentina en RCh Foto: Dominika BernáthováFoto: Dominika Bernáthová Con ocho años de trayectoria, la Semana de Cine Argentino se ha convertido en una constante de la agenda cultural de Praga y cuenta con cada vez más espectadores. Detrás de este esfuerzo se encuentra la Embajada de Argentina en la República Checa y el director artístico del festival, Jan Rybář, quien no deja de estar fascinado por la cinematografía de este país latinoamericano.

“Argentina tiene un superpoder cinematográfico, produce más de 100 películas cada año. Son películas interesantes y exitosas en los premios Óscar y Goya. Tratamos de presentar una selección de cine argentino contemporáneo de los últimos dos o tres años, de diferentes géneros, películas ambientadas en diferentes partes del país”.

El humor checo y el argentino son similares

Inauguración de la Semana del Cine Argentino en el cine Lucerna, foto: Embajada de Argentina en RChInauguración de la Semana del Cine Argentino en el cine Lucerna, foto: Embajada de Argentina en RCh La cartelera del festival integra un total de nueve películas largometrajes proyectadas en español con subtítulos en checo e inglés. La selección de los filmes siempre representa una ardua tarea, a causa de numerosos criterios, apunta Rybář.

“Me intereso en las críticas argentinas para ver cuáles son las películas que los argentinos aprecian. No es tan fácil obtenerlas, pero la Embajada de Argentina nos ayuda muchísimo. Tenemos que seguir la producción argentina y escogemos las películas que nos parecen adecuadas para el público checo. Por ejemplo, es interesante que el humor argentino es bastante vecino al humor checo, así que siempre tenemos que elegir una o dos comedias”.

Con ocho años de trayectoria, la Semana de Cine Argentino se ha convertido en una constante de la agenda cultural de Praga y cuenta con cada vez más espectadores. Detrás de este esfuerzo se encuentra la Embajada de Argentina en la República Checa y el director artístico del festival, Jan Rybář, quien no deja de estar fascinado por la cinematografía de este país latinoamericano.

Entre ellas se presentará este año la comedia romántica 'El Amor Menos Pensado' con Ricardo Darín, actor que según Jan Rybář, no debe faltar en ninguna edición del festival. En este papel sufrirá una crisis existencial tras 25 años de matrimonio, que desemboca en una sorprendente solución. El público podrá reírse con él también con la exitosa comedia 'Relatos Salvajes'. Por su parte, la comedia 'Mi Obra Maestra' muestra la incansable labor de un galerista para revivir la deteriorada carrera de su amigo pintor.

Tango en el Palacio Lucerna, foto: Embajada de Argentina en RChTango en el Palacio Lucerna, foto: Embajada de Argentina en RCh La película documental lírica 'Solo' retrata el camino del joven pianista Martín P. de vuelta a los escenarios tras su estancia en un hospital psiquiátrico. El protagonista de la película llegará incluso a Praga en persona para concluir el festival con un recital de piano. Los amantes de la historia no deben perderse el filme 'Zama' basado en la novela de Antonio Di Benedetto sobre la superación de largos años de desesperación. La problemática del aborto en un país donde está prohibido se explora en el filme 'Invisible'.

Elegir la película de inauguración tampoco es un reto fácil. Para la actual edición se ha escogido la película 'El Ángel' que, según Rybář, atraerá un público amplio.

“Es historia de una serie de crímenes de los inicios de los años setenta conocido entre los argentinos. Ángel es el protagonista, pero no es un ángel, es un joven delincuente. Creo que es una película que el público podrá apreciar”.

La riqueza temática y la calidad del festival se ha difundido en Praga de boca a boca y el número de los espectadores aumenta constantemente, afirma el director artístico.

“Sí, el número de espectadores crece. Al inicio eran sobre todo estudiantes y jubilados. Ahora son praguenses interesados en cine. Ahora la gente conoce el festival, viene por las películas, el tango y la música, ya que tras la inauguración hay músicos que tocan. Esto crea un ambiente”.

“Siempre hay inversionistas para producir buen cine”

Jan Rybář, foto: Dominika BernáthováJan Rybář, foto: Dominika Bernáthová A pesar de la inestable situación económica en Argentina, la producción cinematográfica y su calidad no se ven afectadas, sostiene Jan Rybář.

“Los productores siempre encuentran gente dispuesta a invertir en el cine. El cine de hoy se interesa en la situación social, económica, política e historia de Argentina. Es muy importante ya que hubo un periodo de una dictadura muy dura que representa un trauma para la gente. El cine es como un lugar donde la gente puede tratar este trauma. En los ocho años del festival tenemos siempre al menos una película sobre este trauma. Es algo que también puede interesar a la República Checa porque también sufrió un trauma histórico”.

El festival se extiende más allá de las pantallas; los asistentes pueden visitar en el Café Lucerna una exposición de retratos de actores y actrices argentinos que han marcado la historia nacional del cine desde sus inicios hasta la actualidad. La muestra se exhibe gracias al apoyo del Museo de Cine Pablo Ducrós Hicken de Buenos Aires. Para el año entrante, los organizadores planean llevar la Semana de Cine Argentino también a la ciudad de Brno.

25-10-2019