Aprueban el proyecto del nuevo Código Civil

19-05-2011

El Gobierno checo aprobó este miércoles el nuevo Código Civil, cuya elaboración demoró más de 10 años. Esta normativa, una de las más importantes del país, trae algunos cambios en tres principales áreas: los derechos de familia, las relaciones patrimoniales y en las relaciones civiles entre personas físicas y jurídicas.

'Código Civil''Código Civil' El proyecto del nuevo Código Civil persigue unificar las normas del Derecho privado y adaptarlas a las que rigen en los países democráticos desarrollados de Europa. El Código que rige hasta el presente es muy anticuado, ya que se basa en la normativa del imperio Austro-Húngaro del año 1811.

Posteriormente fue adaptado por los comunistas en 1964, según sus criterios, y después de la caída del régimen en 1989, fue enmendado más de 40 veces. La elaboración de un nuevo Código Civil tiene por ello un gran significado, según destacó el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil.

”Para nosotros es un acontecimiento histórico de gran envergadura. Por ello confío que a pesar de la actual situación política inestable en el país, el proyecto sea aceptado también por el Parlamento”.

Los partidos de oposición critican el proyecto. Los comunistas afirman que se trata de un documento ideológico que legaliza jurídicamente el sistema de relaciones interpersonales capitalista. El Partido Socialdemócrata insiste por su parte en que la normativa dificultará el trabajo a los abogados y jueces, según sostuvo el diputado de esa formación, Jeroným Tejc.

“En mi opinión la normativa no respeta la continuidad. Es decir, no enlaza con las instituciones tradicionales, lo que considero negativo. Deberíamos cambiar lo que no funciona y reemplazarlo con algo mejor. Pero querer cambiar algo por el propio hecho de que surgió en un período histórico con el que actualmente no queremos tener nada en común lo considero ridículo”.

El ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, rechaza tal argumentación e insiste que el Código comunista del año 1964 no protegía lo suficientemente los derechos de los ciudadanos, sino que respondía a los intereses del régimen.

El proyecto del nuevo Código Civil se basa en las tradiciones democráticas de las relaciones familiares y patrimoniales nacionales, al tiempo que se inspira en las modernas tendencias de esta directiva en algunos países europeos, entre ellos Holanda, indicó Pospíšil.

Jiří Pospíšil, foto: ČTKJiří Pospíšil, foto: ČTK ”Las leyes no las hacemos para los abogados y los jueces, sino para los ciudadanos. Y para éstos el nuevo Código tiene un gran significado, porque les garantiza toda una serie de nuevos derechos. No se trata de algo nuevo, sino que enlazamos con las tradiciones que se han desarrollado aquí durante más de 150 años y que posteriormente fueron aplastadas por los comunistas. Pueden surgir complicaciones al comienzo, pero a largo plazo el Código Civil es un gran aporte para los ciudadanos”.

En caso de que el Parlamento apruebe el proyecto del Código Civil este año, entrará en vigor el 1 de enero de 2013, para que la Justicia tenga tiempo para asimilar los cambios.

19-05-2011