Amenaza con represalias Primer Ministro checo

17-02-2004

El Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, se ve desconcertado por la decisión de Holanda de impedir el acceso libre de trabajadores checos al mercado laboral holandés. Después de la reunión con el Primer Ministro de Holanda, Jan Peter Balkenende, este lunes, Spidla amenazó con tomar medidas recíprocas.

Primer Ministro checo, Vladimír Spidla con el Primer Ministro de Holanda, Jan Peter Balkenende, foto: CTKPrimer Ministro checo, Vladimír Spidla con el Primer Ministro de Holanda, Jan Peter Balkenende, foto: CTK Originalmente Holanda prometió liberalizar su mercado laboral a partir del 1 de mayo de 2004, día del ingreso de la República Checa en la Unión Europea. El viernes pasado el Gobierno holandés decidió introducir el período transitorio para los diez nuevos países miembros.

"Toda Europa ha tomado medidas temporales. El motivo es la desaceleración del crecimiento económico en todo el continente", explicó este lunes en Praga el Primer Ministro de Holanda, Jan Peter Balkenende. Esa decisión indignó al Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, quien considera que no corresponde a la realidad, amenazando con tomar represalias.

"Primero vamos a hacer siempre, lo que será lo más oportuno. Y segundo, es válido el dicho ´Quien mal dice, peor oye´", declaró Spidla.

Los empresarios holandeses podrán contratar a un empleado procedente de los nuevos países miembros, sólo en caso de que al puesto no aspire ningún holandés. En zonas con altas tasas de desempleo no podrán contratar a nadie.

Con la restricción planeada a la afluencia de mano de obra, tampoco está de acuerdo el presidente de la Cámara Económica checa, Jaromír Drábek.

"El libre movimiento de mano de obra resulta una de las condiciones fundamentales para que el mercado de la Unión Europea sea único. Nuestras empresas no podrán trabajar con encargos a largo plazo en los países que no abrirán su mercado laboral. El ambiente competitivo será perturbado", opinó Drábek.

A sólo tres meses de la adhesión de la República Checa a la Unión Europea, únicamente no obstaculizan el acceso al mercado laboral: Gran Bretaña e Irlanda.

17-02-2004