Alza del tabaco ayudará a paliar déficit presupuestario

18-03-2011

El tabaco será un poco más caro a partir de enero de 2012, para volver a subir después, en 2014. El proyecto de ley que encarece el impuesto a este producto ya fue aprobado por el Senado checo y ahora, para que entre en vigor, solo falta la firma del presidente Václav Klaus.

Aunque la República Checa sigue estando a la cola de Europa y el mundo en cuanto a las restricciones a los fumadores, y en este país sigue siendo casi imposible salir a comer sin quedar impregnado del humo del tabaco, al menos una buena noticia ha surgido en relación a este tema: a partir de enero del próximo año será más caro fumar. Y en 2014 volverá a subir el precio.

Así lo ha decidido el Senado checo, que aprobó este jueves la enmienda a la ley de impuesto al tabaco. De esta manera, cada cajetilla aumentará unos 12 céntimos de euro. Y para 2014 se prevé un alza similar.

Ministro de Economía, Miroslav KalousekMinistro de Economía, Miroslav Kalousek El ministro de Economía, Miroslav Kalousek, sostuvo que han preferido un aumento gradual del impuesto al tabaco para evitar problemas.

“Podríamos aumentar el precio del tabaco de una sola vez. Sin embargo, a la economía no le gustan este tipo de subidas bruscas y hacerlo gradualmente es más simple y beneficia más tanto al empresario como al consumidor”.

El senador del gubernamental Partido Cívico-Democrático, Petr Pakosta, sostuvo que este aumento de la tasa del impuesto al tabaco era muy razonable, ya que el Estado gasta mucho dinero por las enfermedades derivadas del vicio del cigarrillo. De esta manera, se compensa un poco ese gasto.

Jan HajdaJan Hajda El senador del opositor Partido Socialdemócrata, Jan Hajda, también está de acuerdo con esta enmienda a la ley del impuesto al tabaco.

“Apoyamos el proyecto de ley porque un impuesto más alto, en este sentido, va a contribuir a paliar el déficit presupuestario. Por eso nos hemos puesto de acuerdo también en la Cámara de Diputados”.

Fuentes ministeriales creen que los excedentes que se logren gracias a este encarecimiento del tabaco pueden ser destinados para paliar un poco el déficit presupuestario, como comentaba el senador Hajda.

Se calcula que con esta doble subida del impuesto al tabaco el Estado generará unos 40 millones de euros extra al año, dinero que le vendrá muy bien para sus necesidades presupuestarias.

Para que la enmienda a la ley entre en vigor solo falta la firma del presidente Václav Klaus.

18-03-2011