Altercados en manifestaciones contra el Islam y cocteles molotov en Praga

08-02-2016

Miles de personas participaron este sábado en una serie de manifestaciones antiinmigrantes en la República Checa. Las mayores tuvieron lugar en la capital, donde se registraron altercados al tiempo que fue atacada una unidad móvil de la Radiodifusión Checa.

Foto: ČTKFoto: ČTK La ciudad de Praga fue escenario de una tensa jornada de manifestaciones este sábado. Organizaciones radicales convocaron a sus seguidores y público en general para que expresaran su repudio contra el Islam y los inmigrantes.

La Policía intervino en más de una oportunidad para calmar los ánimos. Un hombre fue detenido después de disparar al aire con una pistola con balas de salva, al tiempo que algunos manifestantes lanzaron piedras y botellas.

La Policía negó ayuda a los reporteros de la Radio Checa

Un momento de gran tensión vivió el equipo de la Radiodifusión Checa. La unidad móvil que informaba desde una de las calles de Praga fue atacada por un grupo de manifestantes.

Uno de los reporteros pidió ayuda a la Policía, pero fue abruptamente rechazado, según explicó a la Televisión Checa, Jan Pokorný, redactor jefe de la estación Radiožunál.

Foto: ČTKFoto: ČTK “La Policía le dijo a nuestro reportero que se trataba de un problema nuestro, de Radiožurnál, que nosotros mismos éramos los responsables, porque mentimos, y que contratemos una agencia de seguridad. La Radiodifusión Checa pidió a la Presidencia de la Policía que inicie una investigación de lo ocurrido“.

Fuentes policiales indicaron que después de este tipo de manifestaciones se realiza una evaluación y que analiza todo lo ocurrido durante la jornada. Las manifestaciones celebradas en Praga, y en otras ciudades checas, fueron coordinadas con marchas convocadas por el movimiento islamófobo y antiinmigrantes Pegida, fundado en Alemania.

El discurso de los extremistas checos estuvo lleno de ataques contra los inmigrantes, el Gobierno checo y las organizaciones que se dedican a ayudar a los inmigrantes y refugiados.

Enmascarados atacan centro de ayuda a los refugiados

El centro Clínica, foto: ČTKEl centro Clínica, foto: ČTK En horas de la noche, una vez terminadas las manifestaciones, un grupo de 20 enmascarados atacaron un centro de ayuda para refugiados conocido como ‘Clínica’ en el barrio capitalino de Žižkov.

Los atacantes lanzaron cocteles molotov, que provocaron un incendio, por lo que un total de 19 activistas tuvieron que ser evacuados y uno requirió atención médica. Además de botellas incendiarias, los enmascarados lanzaron piedras y rompieron las vitrinas y los cristales de las ventanas del inmueble.

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, criticó lo ocurrido. “En la democracia, la violencia es inaceptable. Condeno el ataque contra el centro ‘Clínica’ y espero que la Policía detenga a los culpables”.

El ministro para los Derechos Humanos, Jiří Dienstbier, asistió el domingo a una manifestación en apoyo del centro atacado, y expresó su malestar por la situación actual que se registra en el país.

“La atmósfera de la sociedad recuerda la situación de los años 30. Y el odio puede afectar a cualquier grupo de personas. Podemos tener nuevamente manifestaciones de odio contra los judíos”.

Foto: ČTKFoto: ČTK A las calles de la capital salieron también los que promueven una mayor apertura de la sociedad e integración de los refugiados, según explicó Jan Blažek, del movimiento No al Racismo.

“Decidimos expresar nuestro repudio contra los xenófobos que convocaron manifestaciones bajo el lema ‘Europa contra la Islamización’. A la vez protestamos contra las restricciones de la política migratoria europea“.

Manifestaciones contra la inmigración y contra el Islam se celebraron el sábado en diversas ciudades europeas como Varsovia, Bratislava, Dublín y Dresde.

08-02-2016