Alojamientos rurales tendrán ‘estrellas’ como los hoteles

28-12-2016

El agroturismo en Chequia está en auge. Sin embargo, la calidad y el equipamiento de algunos de los centros de alojamiento rurales no responden a los requerimientos de la época y a las necesidades de los turistas. La Unión de Turismo Rural impulsa la aplicación de un sistema unificado de clasificación de estos establecimientos.

Foto: CC0 Public DomainFoto: CC0 Public Domain Ofrecer vivencias inusuales a los turistas que quieren conocer cómo se vive en medio de la naturaleza, y cuáles son las principales faenas del campo, es lo que se plantea el agroturismo. Esta forma de pasar las vacaciones se ha puesto muy de moda en Chequia en los últimos años y muchos habitantes de las zonas rurales se dedican a esta empresa.

Un gran número de los propietarios de granjas y otros establecimientos del campo toman parte en el proyecto de la Unión de Turismo Rural denominado ‘Vacaciones en el campo’ (Prázdniny na venkově), que tiene su página en Internet, según dijo a Radio Praga Zdenka Nosková, presidenta de la mencionada organización.

”Brindamos la posibilidad de una nueva experiencia a los turistas que deciden pasar algún tiempo en el campo. No sólo tienen alojamiento, sino que pueden observar de cerca cómo transcurren las diversas faenas y participar directamente en ellas. También llegan a conocer cómo vive la gente en las zonas rurales. Podría parecer que a pocas personas les interesará trabajar durante sus vacaciones, pero la realidad es diferente, registramos un enorme interés por este tipo de estancias, porque permiten a las personas descansar, no físicamente, sino relajar la mente”.

Zdenka Nosková, foto: Zdeňka KuchyňováZdenka Nosková, foto: Zdeňka Kuchyňová En el país sin embargo no existe una categorización de alojamientos rurales, que garantice un determinado nivel de calidad de esos establecimientos. La Unión de Turismo Rural pretende por ello aplicar a partir del próximo año un sistema de clasificación unificado en este sector, algo como las estrellas en los hoteles normales, siguiendo el ejemplo de las vecinas Austria y Alemania, como sostiene Zdenka Nosková.

”En el campo checo hay un sinnúmero de establecimientos de alojamiento. Al ver uno la oferta en Internet por ejemplo, llega a pensar que en ese lugar desearía pasar algún tiempo, y cuando llega allá, todo le parece más bonito todavía de lo que había visto en las fotos. Pero hay mansiones donde la calidad es inferior, y el equipamiento anticuado. Es que a principios de los años 90, cuando comenzó aquí el turismo rural, mucha gente se imaginaba que bastaba con equipar los cuartos para los turistas con lo que sobraba en casa. Confiamos por ello en que la aplicación de un sistema de categorización de alojamientos ayudará a mejorar la situación, y esperamos que la nueva marca de calidad no se pierda entre tantas otras”.

La idea es respaldada por unos 600 habitantes del campo que se dedican al agroturismo, incluyendo apicultores, artesanos, criadores de caballos, etc., aunque algunos, entre ellos el granjero Pavel Moulis, de Bohemia Central, opinan que una marca no siempre es la mejor garantía.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo ”Tenemos la experiencia de que lo más importante es el grado de satisfacción del propio cliente. O sea, si un turista está conforme aquí, se lo cuenta a sus amigos y conocidos, y éstos luego vienen a pasar algún tiempo a este lugar. La experiencia y recomendación personal son de por sí la mejor marca”.

En su plan para la clasificación de la calidad de los alojamientos en el campo, la Unión de Turismo Rural cuenta con el apoyo de los Ministerios de Agricultura y de Desarrollo Local, que confían en que el nuevo sistema llevará a un mayor incremento del número de personas interesadas en pasar su tiempo libre en el campo checo.

28-12-2016