Alimento Regional, proyecto en apoyo de pequeños productores checos

29-10-2010

Un total de 71 productos alimenticios checos han obtenido el permiso de usar la marca ‘Alimento Regional’. El Ministerio de Agricultura busca ayudar con este proyecto a los pequeños productores agrícolas y de alimentos, que siguen afectados por la crisis.

Un sello circular con motivo paisajístico, en colores verdosos, es el símbolo de la marca ‘Alimento Regional’, otorgada por primera vez este año por el Ministerio de Agricultura a destacados productos alimenticios checos.

Para poder usarla, el alimento debe cumplir con una serie de criterios, el más importante, que el 70 por ciento de los ingredientes utilizados en su fabricación sea de origen regional.

Los productos que lograron obtener dicha marca se presentaron la semana pasada en el festival Regionfest, en Praga. El ministro de Agricultura, Ivan Fuksa, resumió allí los objetivos de este proyecto.

Ivan FuksaIvan Fuksa “Buscamos apoyar a los pequeños productores para que logren imponerse en el mercado y, al mismo tiempo, ofrecemos al consumidor checo una amplia gama de productos que no se pueden comprar en los supermercados. También queremos de esta forma ayudar al campo checo para que no se despueble y que continúe ofreciendo oportunidades laborales”, sostuvo Fuksa.

En el proyecto se han presentado 943 productos, que compitieron en cinco categorías: leche y productos lácteos, productos de panadería y confitería, carne y embutidos, bebidas alcohólicas y no alcohólicas y fruta y verdura.

Trece comisiones regionales seleccionaron al final 71 alimentos que durante los próximos seis años tendrán derecho de usar la marca ‘Alimento Regional’. Están entre ellos, por ejemplo, la carpa ahumada de la empresa familiar Blatenské ryby, de Bohemia del Sur, el queso de cabra Brynza Sedlák, producido por Eva Sedláková, de Moravia del Sur, o el pan de especias de Pavel Janoš, de Pardubice, Bohemia del Este.

El ministro de Agricultura reveló a la Radiodifusión Checa sus planes para mejorar el proyecto.

“Para el próximo año planeamos ampliar el número de las categorías de alimentos. También queremos motivar a los productores que consigan el permiso de usar la marca, que se agrupen en asociaciones regionales y abran tiendas especializadas, tal como es habitual en otros países europeos”, destacó Fuksa.

El proyecto del Ministerio de Agricultura llega en el momento más oportuno. Gran parte de los pequeños productores agrícolas y de alimentos no se han recuperado de la crisis. Según un análisis de la Agencia Checa de Información Financiera (ČEKIA), la tercera parte de las empresas nacionales de producción agrícola están amenazadas por la bancarrota.

29-10-2010