Agustí Villaronga inaugura en Praga el festival La Película

16-02-2011

No importó que estuviera agotado, que los últimos dos días no hubiera dormido casi nada, ocupado en celebraciones, felicitaciones y entrevistas. Agustí Villaronga igual quiso cumplir con su palabra y llegó a Praga el martes por la tarde, para inaugurar el festival La Película con su largometraje ‘Pan Negro’, reciente triunfador absoluto de los premios Goya.

Agustí VillarongaAgustí Villaronga Razones de sobra tenía el realizador Agustí Villaronga para no tomar el avión que el martes lo trajo a Praga y quedarse en Madrid, celebrando los nueve premios Goya que su ‘Pan Negro’ obtuvo el domingo. O descansando, después de tanta celebración.

Pero fiel a su palabra hizo un esfuerzo, llegó hasta la capital checa e inauguró el festival La Película con su multipremiado largometraje. Y hasta se dio unos minutos para atender a Radio Praga, con el cansancio reflejado en todos los poros de su cara, para explicar por qué quiso venir.

“Mira, porque de entrada intento siempre atender a las personas que les interesa mi trabajo y lo que yo pueda decir, sea grande o sea pequeño. Sé que es un festival sobre el cine español desde aquí y pensé ‘di que sí’, sabía que venía en unas fechas muy malas, pero dije ‘voy a hacer un esfuerzo’. Y luego, una segunda cosa, que Antonio Riestra, el director de fotografía de esa película, es un mexicano pero vive en Praga desde hace años y este miércoles es su cumpleaños y pensé, eso se junta y todo hace que tenga que estar allí. Como un regalo para Antonio y para mí mismo también”.

Y a pesar de lo agotado que estaba, todavía se veía feliz y radiante por la mágica y eterna noche del domingo, que significó su consagración.

'Pan Negro''Pan Negro' “Mira, hay como dos días que los tengo juntos en uno, ha habido un día como de 48 horas que ya no sé lo que es de uno ni de otro. Pues muy contento, no solo por mí y por los compañeros que estaban en la película, sino ya porque la cinematografía catalana ha tenido dificultades, expresarse en un idioma que es minoritario cuesta, tienes muchas dificultades, pero es buenísimo que haya pasado porque es un síntoma que creo que hay que verlo con mucha naturalidad. No como reivindicativo ni de oposición de ese lío que a veces hay entre Madrid y Barcelona y todo ese rollo catalán y no sé qué, sino simplemente que el buen trabajo tiene que verse, también en versión original. Esta película es muy rara imaginársela en un idioma que no sea el catalán, es muy de allí, es como una película en La Habana que se pongan a hablar en inglés”.

Como bien lo dijo Villaronga en la presentación de ‘Pan Negro’ en Praga, es una cinta que habla sobre los estragos de la guerra y sobre la pérdida de ideales.

'Pan Negro''Pan Negro' “Es una película que aunque hable de la guerra civil española, yo creo que se podría aplicar a muchos lugares diferentes donde se ha vivido una guerra. Es una película que no es de ideologías, habla sobre las consecuencias de la guerra en la población civil y donde si es terrible el perder familiares y el pasar hambre, es mucho más terrible perder los ideales y de eso habla la película”.

Además, tuvo tiempo de compartir con el público checo que aplaudió a rabiar una vez concluidos los créditos de ‘Pan Negro’.

“He hablado con algunas personas fuera y por lo que he entendido creo que la gente ha seguido bien la película, reían en los momentos que había que reír, estaban metidos y estaban más o menos emocionados y algunas personas me han mostrado mucho que se habían emocionado de verdad”.

Este miércoles se exhibirá otra cinta de Villaronga en el festival La Película, ‘El Mar’, a las 18.00 horas en el cine Světozor, después de la cual el realizador dialogará con el público.

16-02-2011