Agua Viva para Liberia

08-10-2004

El ser humano necesita para vivir y satisfacer sus necesidades higiénicas básicas en promedio 3, 2 litros de agua potable por persona y día. Sin embargo, no todos en este mundo tenemos la suerte de acceder a ella. El proyecto "Agua Viva 2004", iniciado este mes por la organización humanitaria World Development Organization (Organización Mundial del Desarrollo), tiene por objetivo suministrar agua potable a Liberia.

LiberiaLiberia Una familia de Liberia suele tener cinco miembros, lo que significa que al día consume 16 litros de agua. Después de una prolongada guerra civil, el año pasado la situación política en ese país de África Occidental se estabilizó. Debido a la presencia de unidades de EE.UU. y de la ONU, Liberia queda al margen de los programas internacionales de ayuda humanitaria. Este fue uno de los motivos por qué la Organización Mundial del Desarrollo, con sede en Praga, decidió enviar agua potable precisamente a Liberia, indicó el presidente de la organización, Daniel Soural.

"El proyecto ´Agua Viva 2004´ será inaugurado ante el público el 21 de octubre, en la iglesia de Santa Ana en Praga. Queremos que los ciudadanos checos empiecen a interesarse por el problema. Su interés y el de los potenciales donantes deberían despertarlo 30 obras plásticas del artista Jirí David, que serán expuestas durante dos meses en centros comerciales de varias ciudades de la República Checa. Estamos preparando happenings, y contamos también con una recolecta pública. Al final, algunas de las esculturas serán vendidas en subasta, y el dinero será destinado también para Liberia", dijo Daniel Soural.

El artista Jirí David, conocido como el autor de la Corona de Espina sobre el palacio Rudolfinum o del corazón sobre el Castillo de Praga, creó para el proyecto "Agua Viva 2004" esculturas que representan un niño negro, de pie sobre un mapa estilizado de Liberia y de cuyas palmas unidas caen al suelo gotas de agua.

"Yo temo cualquier sentimentalidad en mi obra. Hace poco he leído que alguien comparó la literatura de Bohumil Hrabal con un brillante, y al mismo tiempo con la gonorrea. Las alas que tiene este niño serían ese brillante, y las armas que lo rodean ese barro".

La escultura tiene una altura de 1,95 metros. "La realicé en unas dimensiones moderadamente más grandes, para que el que la mire pudiera mirar directamente a los ojos del niño", explicó Jirí David.

"Yo soy muy escéptico. El arte tiene muy poco espacio para poder influir en el mundo de una manera más significativa. Pero con ello no quiero decir, que el arte debería perderse en su función de decoración estética. Al contrario, debe esforzarse por encontrar una forma que sea capaz de decir algo a la gente, aunque sea sólo en detalles. Yo vuelvo a intentarlo en mis proyectos".

A partir del 15 de enero del año próximo la exposición de las esculturas de Jirí David realizadas para el proyecto "Agua Viva 2004" itinerará por diferentes ciudades europeas, presentándose, entre otras, en Bratislava, Moscú, Varsovia y Berlín. Ya a principios del 2005 el primer contenedor de agua potable de la República Checa podría acudir a las familias necesitadas en Liberia.

08-10-2004