Aero Vodochody promete eliminar defectos del avión L-159

19-11-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

El ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, concertó con el presidente de la empresa Aero Vodochody, Antonín Jakubse, un nuevo tipo de colaboración. El fabricante de los aviones L-159 presentará al Ministerio una propuesta concreta para eliminar los fallos registrados en las aeronaves. El comandante de la Fuerza Aérea checa prohibió la semana pasada utilizar estas aeronaves debido a una falla en los motores. Según el presidente Jakubse, este "defecto es mínimo y no influye sobre la seguridad de los vuelos"; además, fue registrado solamente en algunos aparatos.

Un nuevo acuerdo debe fijar también plazos para la entrega de los aviones, la que ha venido postergándose desde hace tres años. Pese a ello, Antonín Jakubse expresó al diario financiero Hospodarské Noviny que, a diferencia de años anteriores, la empresa Aero Vodochody espera que el año finalice con una ganancia de alrededor de 10 millones de dólares.

Pero el Ejército checo enfrenta un problema. Tiene que pagar por los aviones que todavía no ha recibido. Estos pagos adelantados agotan el presupuesto del Ministerio de Defensa. Este hecho fue criticado por la Alianza Noratlántica en su reciente informe sobre la situación en el Ejército checo. Por lo tanto, el ministro Tvrdík tiene que solicitar al Gobierno un crédito para poder pagar los aviones que todavía no tiene en su poder.

19-11-2001