Adam Ondra escala en libre la pared más difícil del mundo

23-11-2016

Adam Ondra se convirtió en el segundo escalador en subir en la pared de Dawn Wall del monolito El Capitán, situado en el valle Yosemites, en Estados Unidos. El checo lo logró además en un tiempo récord de ocho días.

Adam Ondra en Dawn Wall, foto: ČTKAdam Ondra en Dawn Wall, foto: ČTK El escalador Adam Ondra con su asegurador Pavel Blažek repitieron lo que lograron hace dos años Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson: escalaron Dawn Wall, considerada la pared más difícil a nivel mundial de una altura de casi un kilómetro.

Para subir a la cima, la pareja checa necesitó 11 días menos que sus antecesores.

La escalada comenzó muy bien, el checo cumplió el plan y superó nueve largos en la primera jornada, así que de vez en cuando podía subir cantando y silbando de alegría.

El checo se mostró muy optimista encontrándose en su tienda de campaña colgante, en su campo base a unos 400 metros sobre la tierra.

“Hace poco al ver la neblina, parecía que hoy no podríamos escalar, pero ahora ya todo está fenomenal. Esperemos que podamos avanzar”, dijo.

La importancia de estudiar cada agarre

Adam Ondra en Dawn Wall, foto: ČTKAdam Ondra en Dawn Wall, foto: ČTK Pero más tarde el escalador checo tuvo que enfrentarse a varios problemas, sufrió agotamiento, fracasos en el avance, a lo que se sumó el mal tiempo. Debido a las lluvias y nevadas incluso se vio obligado a interrumpir la subida. Sin embargo, todo terminó bien y el octavo día desde el inicio de la ruta, llegó a la cima.

Adam Ondra escaló en libre, es decir, por medio de su propia fuerza utilizando las cuerdas solo para el aseguramiento y protección.

“La pared de un kilómetro de altura está dividida en 32 largos. En los puntos que se encuentran entre ellos puedo descansar y sentarme en la cuerda. Pero los largos los tengo que subir sin caerme. Entrené mucho cómo subir los respectivos tramos, trataba de recordar cada agarre y apoyo para los pies”, según explicó una vez terminada la hazaña. Adam Ondra en Dawn Wall, foto: ČTKAdam Ondra en Dawn Wall, foto: ČTK

El escalador pasó varias semanas estudiando detalladamente todo el itinerario de la ruta hacia la cima. Sin la minuciosa preparación, la subida no hubiera sido posible.

“En la escalada luego deciden detalles tipo si pongo el pie un milímetro hacia la izquierda o a la derecha. Todo eso me ayudó después en la escalada”, agregó.

Adam Ondra es doble campeón mundial de escalada (en 2014 y 2016) y lidera la clasificación mundial que valora los resultados de los últimos doce meses (a cargo de la web 8a.nu).

23-11-2016