Acrecienta el número de ciudadanos checos que rechazan la UE

14-08-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

El número de checos que respalda el ingreso del país en la Unión Europea sigue bajando y es el menor en los últimos cinco años, según se desprende de los sondeos de opinión que realizaron en mayo pasado varios institutos demoscópicos nacionales. Además, los resultados de los sondeos, dados a conocer el lunes pasado, indican que cada vez son más los euroescépticos en este país.

En octubre pasado casi el 50 por ciento de los checos favorecería la entrada en la Europa comunitaria, pero en mayo pasado este número descendió hasta el 40 por ciento. Por su parte, el número de adversarios subió del 15 al 22 por ciento. Muchoas checos no saben cómo votarían en un referéndum. El analista del Centro de Sondeos Empíricos, Jaroslav Huk, resaltó que el número de checos indecisos es igual al del año pasado, lo que significa que el Gobierno checo no ha realizado campañas de información lo suficientemente efectivas.

Los electores de orientación derechista consideran que el factor más positivo de la integración es el libre movimiento de mano de obra. Según Jaroslav Huk existe una relación directa entre las pretenciones comunitarias por restringir esta posibilidad y el descenso del respaldo al ingreso del país en la Unión Europea. El analista Huk destacó asimismo que el Gobierno socialdemócrata checo debería intensificar su campaña informativa con el fin de convencer a los checos que el ingreso no implica una pérdida de sus garantías sociales.

14-08-2001