Abre la estación checa para la investigación del cambio climático en Noruega

24-06-2014

Chequia inaugura su propia estación de investigación situada en el archipiélago de Svalbard (Noruega), donde un equipo de científicos checos estudiará los efectos del cambio climático y se impartirán cursos de ecología polar.

Científicos checos en el archipiélago de Svalbard, foto: Jan Kavan, Centre for Polar EcologyCientíficos checos en el archipiélago de Svalbard, foto: Jan Kavan, Centre for Polar Ecology Uno de los responsables de la estación y director del Centro de Ecología Polar de la Universidad de Bohemia del Sur, Josef Elster, considera que el cambio climático es un problema mundial que todos los países deberían estudiar. En este sentido, se congratula ante la idea de que, gracias al nuevo centro de investigación, Chequia pueda proveer su propio estudio sobre el Ártico, una de las zonas más afectadas por el calentamiento global.

El director ha explicado a Radio Praga la importancia de estudiar los efectos del cambio climático en Svalbard, un archipiélago noruego situado en el Océano Glacial Ártico, al norte del continente Europeo.

Josef Elster, foto: ČTJosef Elster, foto: ČT “La República Checa, a pesar de ser un país centroeuropeo, fue influida por un ecosistema glaciar en el pasado. Tiempo atrás tuvo un medio ambiente similar al que existe hoy en día en Svalbard. Estamos intentando concienciar a nuestros estudiantes de que en el pasado, un ecosistema así también fue posible en Europa Central”.

La Estación Checa de Investigación del Ártico celebra su ceremonia de inauguración durante estos días. El centro ha sido construido en una antigua casa transformada en dos laboratorios y un dormitorio. En total, la construcción ha supuesto una inversión de más de un millón de euros.

Científicos checos en el archipiélago de Svalbard, foto: Jan Kavan, Centre for Polar EcologyCientíficos checos en el archipiélago de Svalbard, foto: Jan Kavan, Centre for Polar EcologyElster explica que la apertura de esta estación supondrá que los científicos y estudiantes checos no tengan que depender de terceros para llevar a cabo sus investigaciones. Hasta hoy, los expertos checos no podían parar más de uno o dos meses en Svalbard ya que tenían que alquilar alojamiento, material y demás herramientas. No obstante, con la apertura de la nueva estación, en un futuro las estancias podrían ser más prolongadas, prevé el ecologista.

Actualmente, los expertos checos están estudiando el deshielo de los icebergs y el impacto que esto tiene en la naturaleza y el Océano Ártico. En este sentido, monitorizan las reacciones y cambios climáticos en lugares concretos, así como la influencia que los humanos tienen en ellos.

Según añade Elster, actualmente están trabajando en dos proyectos.

“Tenemos dos proyectos: uno para establecer la infraestructura del Centro Checo de Investigación en el Ártico y otro, respaldado por la Unión Europea, para impartir cursos sobre ecología polar”.

Científicos checos en el archipiélago de Svalbard, foto: Jan Kavan, Centre for Polar EcologyCientíficos checos en el archipiélago de Svalbard, foto: Jan Kavan, Centre for Polar EcologyEstos cursos se ofrecen a todos los estudiantes de la República Checa, así como a estudiantes extranjeros que, según el director, proceden mayormente de países europeos.

“Estamos ofreciendo el curso sobre diferentes materias. Por lo que si alguien está interesado en un tema en concreto, bien microbiología polar o paleontología, puede solicitar trabajar con nosotros… Hay una selección de estudiantes y solo aceptamos a los mejores, los que están profundamente interesados en el Ártico”.

La ceremonia de apertura que comenzó el lunes y se prolongará hasta el miércoles, finalizará con un paseo en barco que partirá desde la Estación Checa de Investigación del Ártico hacia las localidades de Petuniabukta y Billefjorden en Svalbard.

24-06-2014