A Moravia del Norte le hace falta energía

19-03-2008

El desarrollo económico de la región de Moravia del Norte, uno de los tradicionales centros industriales del país, se ve amenazado por falta de energía eléctrica, terrenos aptos para actividades empresariales y mano de obra cualificada.

La construcción de la fábrica de automóviles Hyundai en Nošovice, el desarrollo de nuevas zonas industriales y de las empresas de producción en general tienen por consecuencia un considerable aumento del consumo de energía en Moravia del Norte. Tan sólo la capital de la región, Ostrava, gastó el año pasado más de mil 600 millones de kilovatios hora, es decir un diez por ciento de electricidad más que en 2006.

La empresa energética checa ČEZ reconoce que no es capaz de satisfacer actualmente la demanda. Debido a ello, algunas entidades, como por ejemplo la Fábrica Metalúrgica de Bohumín, han tenido que restringir sus planes. El vicepresidente de la Cámara de Comercio de la República Checa, Pavel Bartoš, teme que la carencia de energía pueda desestimular las inversiones.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea “Ello puede frenar o aplazar algunas actividades de desarrollo y la pregunta es si en el momento en que esté a disposición la suficiente electricidad habrá todavía interés de realizarlas”.

Los representantes de ČEZ se defienden diciendo que no suponían que la demanda de energía eléctrica crecería en tal medida en la región. La edificación de una nueva estación transformadora representa una solución, pero hay que esperar todavía cuatro años, según explicó Martin Němeček, del departamento de distribución de ČEZ.

“Estamos preparando cambios de las conexiones básicas de la red y otros arreglos para asegurar la distribución a niveles de 300 megavatios. Sin embargo, no somos capaces de asegurar la potencia de 500 megavatios que demandan los solicitantes antes de diciembre de 2011”.

Otra de las dificultades que puede obstaculizar la llegada de inversores a Moravia del Norte es la disponibilidad de terrenos para el desarrollo de actividades empresariales. En el futuro los representantes de la región ya no cuentan con proyectos en campo verde. Una de las posibilidades donde ubicar nuevas instalaciones serán las antiguas áreas industriales. No obstante, por ejemplo la oferta de los recintos de las antiguas minas de carbón está casi agotada.

Además, los empresarios luchan con la falta de mano de obra cualificada. Encontrar a un empleado con formación técnica ya no es un problema exclusivamente de las empresas grandes.

El desarrollo de la región de Moravia del Norte fue el tema de la conferencia “Límites de un paisaje industrial”, que se celebró este martes en el Museo de Minería de Ostrava.

19-03-2008