A los viajeros Zikmund y Hanzelka los recordará una exposición en el ZOO de Pilsen

29-01-2014

En el Jardín Zoológico de la ciudad de Pilsen, en Bohemia Occidental, comenzó la realización de un proyecto que supone la creación de una nueva exposición dedicada a los viajeros checos, Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund. En los años 50 y 60, estos dos inseparables amigos recorrieron en un automóvil Tatra cinco continentes y sus vivencias las compartieron con los ciudadanos a través de exposiciones, documentales y libros.

Miroslav Zikmund y Tatra 87, foto: ČTKMiroslav Zikmund y Tatra 87, foto: ČTK El popular viajero checo, Miroslav Zikmund, quien el 14 de febrero cumplirá 95 años de edad, se encuentra de visita en estos días en su ciudad natal de Pilsen. Además de compartir con los ciudadanos sus recuerdos de los viajes realizados con su colega y amigo Jiří Hanzelka a mediados del siglo XX a un sinnúmero de países del mundo, colocó este miércoles la primera piedra de una nueva exposición que surgirá en el Jardín Zoológico de la ciudad.

La muestra interactiva permanente que se denominará ‘Las Huellas del Hombre en la Naturaleza’, incluirá fotografías, documentos y objetos reunidos por Zikmund y Hanzelka en sus viajes. Estará instalada en la primera planta del edificio de entrada al Zoológico y, según afirma Zikmund, su surgimiento es resultado de una idea espontánea, es una mera casualidad, al igual que suele ocurrir en el caso de los sucesos más importantes de nuestras vidas.

“Toda nuestra vida es una mera suma de casualidades. Comenzando con nuestro nacimiento que se puede considerar un hecho casual, al igual que el matrimonio de nuestros padres. Dos personas se conocieron casualmente, se casaron y tuvieron un hijo. También nosotros llegamos a conocer a nuestra futura pareja por casualidad, no sabemos por qué el destino lo quiso así. Y esa casualidad nos acompaña a lo largo de toda la vida”.

Zikmund afirma que los objetos que se podrán ver en la exposición en el Zoológico de Pilsen, también fueron reunidos casualmente, o sea, gracias a la amistad que entablaron Zikmund y Hanzelka y al anhelo de ambos de conocer las costumbres y tradiciones de los habitantes de tierras lejanas. Algunos de los artículos serán expuestos por primera vez. Además, a partir de marzo, en el parque Smetanovy Sady de Pilsen será instalada una serie de fotografías de gran formato que también acercarán al público algunos lugares visitados por los viajeros checos.

Tatra 87, foto: Vít PohankaTatra 87, foto: Vít Pohanka Miroslav Zikmund y Jiří Hanzelka se conocieron en 1938 en Praga, en la escalera de la Escuela Superior de Economía. Descubrieron que tenían semejantes aficiones y anhelos y acordaron que, al terminar los estudios, partirían de viaje por el mundo. Pero estalló la Segunda Guerra Mundial y su primer viaje pudieron realizarlo hasta en 1947. En un automóvil Tatra 87 recorrieron entonces África y América Latina.

En 1959 viajaron a Oriente Próximo, la India, Nepal, Sumatra, Bali, Japón y la Unión Soviética, y regresaron en 1964. La posterior invasión a Checoslovaquia de las tropas soviéticas puso fin a los viajes de Zikmund y Hanzelka. Cuando después de los cambios democráticos en el país en 1989 quisieron salir de nuevo, se lo impidió la enfermedad de Jiří Hanzelka, quien falleció en febrero de 2003. Su colega y amigo de toda la vida, Miroslav Zikmund, sigue activo a sus casi 95 años y dispuesto a compartir las vivencias de sus viajes con alumnos en escuelas y las demás personas que quieran conocerlas.

29-01-2014