A los jubilados también les gusta viajar a países ‘exóticos’

Atrás están los tiempos cuando los jubilados checos solían pasar las vacaciones en su casa de campo o en algún balneario local. Gracias a las nuevas posibilidades, cada vez más personas de la tercera edad viajan a países que consideran ‘exóticos’.

Foto: Arek Socha, PixabayFoto: Arek Socha, Pixabay Omán, Tailandia, Sri Lanka, República Dominicana, son algunos de los países que deciden visitar cada vez más checos de edad avanzada. Afirman que finalmente llegan a materializar su sueño de cuando eran jóvenes, y cuando viajar al extranjero era muy difícil por varias razones, entre las que predominaba la falta de recursos y la necesidad de solicitar permiso especial a las autoridades de entonces para poder salir al extranjero.

Actualmente todo es diferente respecto a hace 30 años y las Oficinas de Turismo en Chequia registran un creciente número de clientes de 60 años en adelante. De acuerdo con Jan Bezděk, de la agencia de turismo Fischer, a las personas de la tercera edad les gustan sobre todo los viajes que incluyen mucha actividad.

”Ya a la hora de escoger un viaje de vacaciones, las personas mayores se interesan por el lugar de alojamiento y sus alrededores. Preguntan si hay cerca algunos monumentos históricos, si hay posibilidad de salir de excursión a algún sitio”.

Foto: pasja1000, PixabayFoto: pasja1000, Pixabay A las personas de la tercera edad les gusta también viajar fuera de la temporada veraniega principal, en su mayoría entre mediados de mayo hasta mediados de junio o en septiembre. Lo suelen hacer para disfrutar de una mayor tranquilidad y también porque los precios de los viajes turísticos a esas alturas del año suelen ser más baratos, según sostiene Petr Kostka de la agencia Exim Tours.

”En esas fechas los centros turísticos todavía no están repletos y tampoco en las playas hay muchas personas, en caso de viajar a un país con mar. Las personas mayores buscan igualmente otras ventajas. Por ejemplo piden poder alojarse en una habitación con una sola cama, sin pago adicional. Preguntan asimismo si en la oferta de viaje hay también excursiones gratuitas”.

Representantes de las oficinas de turismo coinciden que las personas de la tercera edad son los clientes más exigentes. Al mismo tiempo y en vista del paulatino envejecimiento de la población checa y de que hoy en día los mayores son muy activos, tratan de adaptar el programa del viaje a estos clientes. Cuando el cliente desea viajar a las montañas, se le recomiendan sitios sin subidas bruscas, o donde los lugares de atractivo turístico están situados relativamente cerca.

Jan Papež, foto: Luboš Vedral, ČRoJan Papež, foto: Luboš Vedral, ČRo Chequia siguió el ejemplo de otros países europeos y también aquí vienen surgiendo en los últimos años oficinas de turismo que se especializan en viajeros de la tercera edad. El vicepresidente de la Asociación de Oficinas de Turismo de Chequia, Jan Papež, sostiene que el número de clientes de esas oficinas aumenta cada año en un 20% aproximadamente y que las preferencias de viajes de esas personas son muy amplias.

”Entre los países turísticos de Europa a donde los checos prefieren viajar por sus bonitas costas, se mantiene el interés por España, Francia e Italia. Además, cada vez más personas de edad disfrutan visitando países y lugares que consideran exóticos, como Tailandia, Dubái y Omán”.

Entre otros lugares predilectos de los jubilados de Chequia figuran las fincas de agroturismo en Austria, sobre todo en el Tirol. Además de recrearse, los turistas pueden conocer allí los procesos de producción y participar en ellos, y también disfrutar de comidas preparadas en base a productos del lugar.