2005: Un año normal

02-01-2006

La llegada del año nuevo representa para todos una buena oportunidad para evaluar el año que recién terminó y hacer planes para el futuro cercano. Los políticos checos no son la excepción y aprovecharon la oportunidad brindada por los medios de comunicación para evaluar y pronosticar.

Presidente Václav Klaus (Foto: CTK)Presidente Václav Klaus (Foto: CTK) Tradicionalmente el presidente de la república se dirigió a la nación con su discurso de Año Nuevo. Al igual que el año anterior, el presidente Václav Klaus dijo que se había tratado de un año sin mayores sobresaltos.

"El año 2005 no se inscribirá como un año excepcional. Pero de cierta manera eso es bueno, porque pone de manifiesto el nivel de madurez de nuestra democracia, de nuestra economía y de nuestra política", sostuvo Klaus.

El mandatario criticó el alto grado de burocracia que reina en el país y exhortó a los ciudadanos a participar en las elecciones generales de este año. Entretanto, el primer ministro, Jiri Paroubek, fue uno de los primeros en comentar el discurso del presidente indicando que, desde su punto de vista, no había aportado nada extraordinario.

Primer ministro, Jiri ParoubekPrimer ministro, Jiri Paroubek Paroubek dijo que le había llamado la atención que el presidente Klaus se refiriera al hecho de que el país es miembro de la Unión Europea como una de las garantías de la estabilidad del país. "Porque como es sabido el presidente es uno de los mayores euroescépticos de Europa", insistió el primer ministro.

Por primera vez en la historia el primer ministro se dirigió también a la nación. Lo hizo por medio de un pequeño canal privado de televisión. Los politólogos acotan que se trató de un discurso dinámico en el que se puso énfasis en los éxitos de la gestión socialdemócrata. Paroubek se comprometió a luchar contra la corrupción y a elevar el crecimiento económico del país, al tiempo que se mostró optimista de cara a las próximas elecciones generales de junio.

El otro gran protagonista de la jornada fue el ex presidente Václav Havel. Anunció que no se presentará como candidato para los próximos comicios presidenciales.

Los expertos sostienen que desde el punto de vista constitucional sería posible, pero Havel anunció que él no lo deseaba. El ex mandatario insistió en que rostros nuevos deberían aparecer en el escenario político y que las grandes formaciones podrían anunciar de antemano a quién nominarán al sillón presidencial.

02-01-2006