Presidente Havel se despidió en la Cámara Baja

10-10-2002

El presidente checo, Václav Havel, habló este miércoles ante la Cámara Baja checa. Se estima que se trató de la última intervención de Havel ante el Parlamento, en vista de que dentro de cuatro meses terminará su período presidencial.

El presidente Havel fue breve. Se despidió de los diputados y señaló estar convencido de que en los próximos cuatro años lograrán cumplir las esperanzas que en ellos depositaron los electores.

Václav Havel en la Cámara de diputados, Foto: CTKVáclav Havel en la Cámara de diputados, Foto: CTK Václav Havel dedicó la mayor parte de su discurso a la esperada entrada de la República Checa en la Unión Europea. Señaló que apoya la celebración de un referéndum sobre el tema, comentando que el proyecto de la ley respectivo es sometido actualmente a debates en la Cámara Baja.

"Si no me equivoco, se tratará del primer referéndum en la historia moderna de nuestro país. Considero de suma importancia que los ciudadanos tengan la posibilidad de decidir sobre su futuro, sobre el futuro de todos nosotros".

Havel destacó que ingresar en la comunidad europea no significa perder la soberanía. "Con la entrada de la República Checa en la Unión Europea no se verán amenazados en absoluto los intereses nacionales de nuestro país, sino todo lo contrario," indicó el primer mandatario checo.

La mayoría de los diputados checos apreció la intervención del presidente, así como su gestión presidencial. El ministro de Relaciones Exteriores, Cyril Svoboda, recordó el aprecio del que Havel goza en el exterior. Los comunistas aprovecharon la ocasión para reprocharle al presidente una insuficiente comunicación con la Cámara Baja y la pérdida de contacto con los ciudadanos.

10-10-2002