OTAN rindió homenaje al presidente checo

21-11-2002

La sesión de la OTAN en Praga, que sin lugar a dudas se inscribirá en la historia, fue inaugurada oficialmente en el Palacio de Congresos este jueves. Sin embargo, la apertura solemne de tan esperada cumbre se celebró ya el miércoles por la noche en el Castillo de Praga, sede presidencial.

J. Chirac, G. Robertson, V. Havel y D. Havlová con las copias del Tratado del Atlántico del Norte del 1949, foto: CTKJ. Chirac, G. Robertson, V. Havel y D. Havlová con las copias del Tratado del Atlántico del Norte del 1949, foto: CTK En vísperas del inicio oficial de la reunión de la Alianza Noratlántica en Praga, los participantes rindieron homenaje al presidente de la República Checa, Václav Havel. La cumbre de la OTAN debe ser para el mandatario checo su despedida del mundo de la política internacional.

El Secretario General de la OTAN, George Robertson, mencionó en su discurso de inauguración el objetivo principal de la cumbre.

"Esta cumbre tratará de la transformación de la Alianza, de cómo hacer frente mejor a las amenazas del siglo XXI", señaló Robertson.

Jacques Chirac, George Robertson y Vaclav Havel, foto: CTKJacques Chirac, George Robertson y Vaclav Havel, foto: CTK En nombre de toda la Alianza se despidió del presidente checo su homólogo francés, Jacques Chirac: "El siglo pasado fue un siglo lleno de guerras y sufrimientos pero engendró a soñadores quienes se sublevaron contra el destino, la potencia brutal y el orden inalterable de las cosas".

"!Querido Václav!, Ud. solía decir que la verdad vencerá. Y en efecto, venció. Esta noche es la prueba de ello".

"La historia no se olvidará de la luz de su vida que Ud. encendió cuando sus países pasaban por la época de oscuridad", dijo el presidente francés señalando a Václav Havel como "un hombre de hierro que en la prisión, en el abismo del totalitarismo, nunca desistió".

Personas como Václav Havel dan a la historia nobleza, continuó Chirac. El presidente checo nos convenció de que los sueños pueden pasar la prueba del poder y de la realidad y resistir a la erosión del tiempo. Las palabras pronunciadas por Václav Havel tienen el poder de convertirse en visiones, concluyó el presidente francés.

En señal de agradecimiento entregó al mandatario checo el obsequio de la Alianza: las copias del Tratado del Atlántico del Norte del 1949 y del Tratado sobre la Adhesión de la República Checa a la OTAN.

21-11-2002