"Hooligans" ingleses se pelean en Praga

14-10-2002

Los hinchas de fútbol del Reino Unido tienen la peor reputación de todo el mundo. El fin de semana pasado demostraron su mala fama en Praga, donde se pelearon en un bar erótico. La policía checa detuvo a diez alborotadores ingleses.

Foto: CTKFoto: CTK El sábado pasado jugó la selección inglesa en Eslovaquia. Como no existe ningún vuelo directo de Londres a Bratislava, la capital eslovaca, los hinchas británicos aterrizaron el viernes pasado en Praga para tomar un tren hasta su destino.

La policía checa tenía informaciones de que los "hooligans" de los equipos del Reino Unido querían ajustarse las cuentas en la República Checa. Sin embargo, los temores de la policía de que se armarían peleas sangrientas en la capital checa se cumplieron sólo parcialmente.

El único incidente se produjo el viernes a medianoche en un club erótico en el centro de Praga. Iva Knolová, portavoz de la policía de Praga, señaló que casi 40 ingleses provocaron en este lugar una pelea con el personal del club.

"Uno de los ingleses perdió su cuenta de consumo y se negó a pagar la multa que es obligatoria en tal caso. Los policías praguenses detuvieron a 10 personas, cuatro de las cuales, que atacaron directamente al personal y devastaron el local, fueron inculpadas del crimen de vandalismo."

Foto: CTKFoto: CTK Durante la pelea nadie resultó herido con gravedad, no obstante los daños materiales ascienden a más de tres mil euros. Los cuatro hinchas inculpados pueden recibir una condena de hasta tres años de prisión o una multa.

El sábado en Eslovaquia, dos ingleses resultaron heridos por los disparos de la policía durante las trifulcas que provocaron los hinchas en una taberna tras la victoria de su equipo.

14-10-2002