Sto Zvířat, pioneros checos del estilo ska

19-11-2007

Sto Zvířat llevan 17 años tocando el ska. El ritmo potente no deja sentado a nadie, los textos humorísticos alegran el alma y para los músicos, que prefieren tocar en clubes, lo más importante es que la gente se divierta. Este otoño la banda publicó su sexto disco.

El ska apareció en la República Checa con el grupo Sto Zvířat. En 1990 los líderes de la formación, Jan Kalina y Tomáš Belko, fundaron esta banda y empezaron a tocar este estilo musical en versión checa. Hoy en día Sto Zvířat, que en castellano quiere decir cien animales o cien bestias, no tocan ska puro, pero como dice Jan Kalina, se trata de un cóctel mortífero.

“En lo que se refiere a nuestro estilo, solemos decir que se trata de una mezcla mortífera de muchos estilos donde el papel principal lo juega el ska, el reggae y el rocksteady, o sea, música que se tocaba en Inglaterra a principios de los años ochenta y que fue un homenaje a los estilos tocados en Jamaica durante los sesenta. Así que, en nuestro caso, se trata de una reminiscencia doble”, explica Jan Kalina.

Aunque los ortodoxos del ska reprochan al grupo que no lo toquen en estado puro, no cabe duda que a lo largo de su existencia, la banda ha conseguido numerosos fans entre gente de diversos gustos. Con sus canciones rítmicas y multinstrumentales saben hacer bailar tanto al público checo como al extranjero. Jan Kalina es el cantante, baterista, percusionista y líder del grupo y a su lado tiene una entera orquesta.

“En la banda somos diez, nueve hombres y una mujer, o por lo menos así lo creemos. La formación es amplia, tenemos cuatro músicos en la sección de vientos, dos saxofones, un trombón y una trompeta. Jana Jelínková y yo cantamos y luego hay una sección rítmica, es decir, teclado, bajo, guitarra, batería y percusiones”, enumera Kalina.

A partir de un sonido absorbente, las canciones de Sto Zvirat atraen también por sus letras. Tomáš Belko, el autor de todos los textos, narra las vidas de personas con palabras unas veces coloquiales, otras poéticas. Sabe ridiculizar lo trágico del cotidiano humano, como, por ejemplo, en la canción ¿Cómo aliviar el espanto en el alma del hombre tímido?, que habla de una seducción amorosa. Los conciertos son siempre un espectáculo alegre. Jan Kalina concuerda que lo principal es que la gente se entretenga.

“Lo más importante para nosotros es que la gente se divierta. Nos gusta tocar en clubes musicales y no en salas de concierto. Porque en el club cada uno puede escoger si va pasar el concierto sentado o de pie en la barra o bailando o todo eso. Para nosotros no es importante que la gente aplauda, sino que baile”, sostiene el cantante.

Durante 17 años en la escena checa, Sto Zvířat han publicado 5 discos y un DVD. Este otoño editaron otro álbum, el número seis, titulado Diversión para familiares de difuntos. Con un humor negro las canciones reflejan los últimos asuntos de la vida humana. El disco anterior, que salió en 2004 con el nombre Nunca hubo nada, fue dedicado al amor. El próximo disco tratará del sexo, aunque Jan Kalina teme que eso será más complicado.

“El álbum anterior Nunca hubo nada fue dedicado a diferentes formas de amor, como el amor propio, a las mujeres, a los hombres, a diferentes objetos, y otros. Este nuevo álbum trata de la muerte pero con Tomáš ya hacemos planes para consagrar el siguiente álbum al sexo. Aunque hay que mencionar que para algunos miembros de la banda el tema de la muerte es mucho más familiar que el sexo. Sin embargo, esperamos que salga natural y sea un éxito como el actual”, sonríe Kalina.

El nuevo disco fue bautizado en Praga durante la semana pasada en una serie de tres conciertos sucesivos. Esta vez Sto Zvirat no han invitado a participar en el proyecto a ningún músico de fuera como lo solían hacer. Desde los palcos de los clubes Akropolis, Rock Café y Roxy sus trompetas anunciaban que en su cuenta ya tenían más de 1200 conciertos. El líder de la banda evalúa el nuevo álbum como más natural y espontáneo.

“El disco difiere en que, tal vez por primera vez, no nos ayudó ningún efecto especial de estudio y ningún otro músico. Lo grabamos de manera idéntica a la que tocamos en los conciertos. Hemos comprendido que en una formación de diez músicos ya no es necesario añadir nada más”, reclama Jan Kalina.

La banda Sto Zvířat continuará en gira, presentando el nuevo disco Diversión para familiares de difuntos en distintas ciudades checas y europeas.

19-11-2007