Sargento García: “Lo bueno de la música latina es que se mezcla muy fácilmente con muchos géneros”

28-07-2008

Sargento García y el Colectivo Iyé Ifé, que significa “el mundo está en equilibrio” en una lengua nativa cubana, representaron este año la corriente latina en el festival de músicas del mundo Colours of Ostrava. Su escena materna está en París, donde se conocieron y donde trabajan, pero son de todas partes. “Donde voy tengo familia”, afirma el líder de la banda, Sargento García. Más en la entrevista en esta edición del espacio Lunes Musicales.

¿Cuándo se formó el grupo de Sargento García tal como llegó a Ostrava?

“El grupo tiene diez años de existencia pero la formación que ves ahora tiene como tres años. Hay algunos miembros del grupo ahora que son miembros de lo que fue la primera formación también, pero la banda que tú ves ahorita en el escenario lleva tres años juntos”.

¿Cuántos son en total?

“Somos diez en el escenario pero como es un Colectivo, pues, hay también más músicos que están alrededor de ese proyecto, son como veinte, veinticinco”.

¿De qué nacionalidades son?

“Hay cubanos, franceses, yo que soy mitad español, mitad francés, básicamente ésa es la mezcla”.

¿Y por qué te llamas Sargento?

“Pues, por lo del Sargento García del Zorro, ese personaje gordo. Como mi apellido es García cuando pusieron esa serie en la televisión no pude escapar a ese mote. Y bueno, cuando busqué un nombre artístico me pareció un buen nombre. Todo el mundo quiere ser el Zorro, yo soy el Sargento”.

He leído que te interesas por el fenómeno de música urbana. ¿Qué significa para ti?

“Es una música que nace en los barrios de las grandes capitales, que son mezclas de diferentes orígenes. ¿Por qué? Porque a esos barrios llega gente del extranjero, inmigrantes, vienen con su cultura y esa cultura se mezcla con la cultura local y crea géneros musicales, y eso es lo que llamo la música urbana o la salsa muffin”.

Según tu opinión, ¿cuál de las ciudades del mundo es ahora la más inspirativa para hacer música?

“Hay muchas. En las capitales, en las grandes ciudades hay mucho movimiento musical. Yo creo que lo mismo en Bogotá, como en México, Guadalajara, París, España. En muchas partes del mundo hay ese movimiento porque al final, como la política, también el movimiento es global. Es movimiento también de resistencia a un mundo que nos quieren proponer o vender, y que nosotros queremos otra cosa, somos altermundialistas, si quieres”.

¿Cuál es el tema que te preocupa más actualmente?

“Pues son muchos. El estado del mundo, las relaciones entre los pueblos, entre los países, la subida de la intolerancia, las guerras, la ecología, todo va junto. Es que no puedes decir: yo me preocupo por la ecología porque también la guerra viene porque hay problemas de energías. O sea todos los problemas van juntos y yo creo que el ser humano tiene que crecer en conciencia”.

¿Cómo caracterizarías la música que haces, que hace tu grupo?

“Es una fusión. La fusión de la música latina, la música africana y la música moderna, podemos decir eso. Y dentro de eso cabe el reggae, el raga, el ska, la salsa, el son, el changüí, todos esos géneros que son más locales pero en el momento de componer nuestra música, pues, le hacemos de todos esos elementos de músicas urbanas y tradicionales una mezcla más moderna”.

¿Han cambiado tus gustos musicales durante esos más de diez años de carrera?

“Cambiar no. He añadido otras cosas. He tenido otras oportunidades de descubrir otras músicas y me han interesado. No he cambiado tanto”.

¿Dónde aprendiste a bailar salsa?

“Pues, en Cuba, en las fiestas latinas, en diferentes lugares con mis amigas latinas.

¿Cuál es el último disco que han editado?

“Es Máscaras, se grabó en México hace tres años y ahora estamos terminando la gira de este disco”.

Tú qué crees, ¿hacia dónde se dirige hoy la música latina?

“Pues, yo creo que lo bueno de la música latina es que se mezcla muy fácilmente con muchos géneros. Tú puedes ver el latinjazz, la salsa de Nueva York, la salsa cubana, la cumbia, el hip hop, todos estos géneros se están mezclando hoy en Latinoamérica con el reggae también, con el changüí, con el son, y hay muchos grupos de jóvenes que están retomando sus raíces de músicas tradicionales llevándolas al campo musical de hoy. Creo que hay mucho futuro en eso porque, también, hay tantos problemas que son los músicos los que están al frente de todas esas luchas”.

28-07-2008