Mariem Hassan, voz del Sáhara Occidental en Colours of Ostrava

Las canciones de Mariem Hassan están prohibidas en su tierra natal, el Sáhara Occidental. En el territorio ocupado por Marruecos entran clandestinamente. Este domingo la cantante saharaui Mariem Hassan presentó por primera vez la música de su pueblo abandonado en el desierto al público checo en el festival de world music "Colours of Ostrava".

Mariem Hassan, acompañada de guitarras eléctricas y el tembal (tambor de madera y piel de camello), cantó temas de su último disco compacto titulado "Deseos", así como de los discos anteriores, incluyendo canciones tradicionales y religiosas, pero también modernas que hablan del pueblo saharaui. No faltó su canción favorita La Intifada, un himno de la sublevación de los saharauis contra los ocupantes marroquíes.

"Ya lo sé que el público no entiende el idioma en el que yo canto. No sabe las palabras. Pero nosotros tenemos una música muy dulce, muy suave, muy rica y buena, difiere mucho de otra música, un poco lenta. Creo que al público siempre le gusta escucharla. Por la voz, por el baile, por las maneras de la cantante, de la bailarina y de los músicos", apuntó la cantante saharaui.

Mariem Hassan nació en 1958 cerca de la ciudad de Smara, en la entonces colonia española del Sáhara Occidental. Tenía 17 años cuando el rey marroquí Hassan II organizó la Marcha Verde en el marco de la cual unos 350 mil ciudadanos marroquíes se fueron a poblar el territorio del Sáhara Occidental. La familia de Mariem Hassan tuvo que huir, refugiándose en un campamento de refugiados al sudoeste de Argelia. Allí Mariem Hassan pasó veintisiete años.

"La música representa nuestra herencia más valiosa y protege nuestra existencia. Los saharauis no sobrevivirían sin la música", expresó la cantante en alguna ocasión. Los críticos califican sus canciones de ser "sedientas y austeras como el desierto".

"Yo nunca he estudiado la música. La aprendí por mis amigos, por mi madre también, por mi pueblo. Aprendí a cantar cogiendo siempre una garrafa de agua. Fue así. Nunca he hecho cursos de música o prácticas. Aprendí con mis amigos y músicos, con mi gente, hasta llegar aquí".

¿Fue prohibida la música de los saharauis durante la colonización española?

"No, no. Cuando yo tenía 16 o 17 años, no estaba prohibida, nunca. Siempre escuchábamos las canciones tradicionales, religiosas, canciones del amor, de la naturaleza del Sáhara. Nunca estaba prohibida".

En la actualidad Mariem Hassan vive en España, en proximidades de Barcelona. Cuando no da conciertos, se dedica a su profesión de enfermera, sin dejar de ansiar el regreso a su Sáhara. Contra España que abandonó a su pueblo a mediados de los años 70 dejándolo a merced de los intereses de Marruecos y Mauritania no siente rencor, aunque opina que el gobierno español podría responsabilizarse del destino de los saharauis en la Unión Europea.

"Yo llevo canciones de un pueblo refugiado, que salió de su tierra hace 30 años. El deseo mío, de todos los saharauis, de mi grupo también es que vosotros sepan algo de este pueblo para ayudarlo. Porque nosotros vivimos ahora con la ayuda de asociaciones de Europa. Ojalá vosotros también puedan dar una ayuda. Gracias".

De los poco más de 270 mil habitantes saharauis sólo un veinte por ciento vive en el territorio del Sáhara Occidental. El resto está condenado a la penosa vida de exiliados.

Foto: Colours of Ostrava