Hana Hegerová: una apasionada voz que nos sacude la modorra

23-10-2006

Llena de fuerza y de vitalidad, la primera dama de la chanson checa, Hana Hegerová, acaba de celebrar su 75 cumpleaños. La carismática intérprete sigue contando con el apoyo incondicional de un público fiel que disfruta de su emotiva interpretación de temas que calan muy hondo en el alma. Hana Hegerová afirma que interpreta canciones tristes porque éstas curan la tristeza.

Hana HegerováHana Hegerová Suelen llamarla señora triste dotada del sentido del humor. Hana Hegerová interpreta con elegancia, inteligencia y fina nostalgia historias de la vida, canta sobre los amores, las desilusiones y las esperanzas. En su repertorio encontramos tanto canciones de autores checos como chansons del repertorio de Edith Piaf y Jacques Brell. Hana Hegerová canta en checo, alemán, francés, inglés, eslovaco y yiddish.

La primera dama de la chanson checa nació en 1931 en la capital eslovaca Bratislava, pero en sus venas corre sangre de toda Europa Central: checa, eslovaca, húngara y alemana. Y quizás también una gotitas de sangre judía. La cantante recuerda que su padre tenía el aspecto de un judío ortodoxo, aunque ella no posee ningún documento que certifique su ascendencia judía.

Por circunstancias políticas derivadas de la llegada de los comunistas al poder Hana Hegerová no pudo seguir una carrera universitaria. Optó por un curso de interpretación teatral, costeando sus estudios con el producto de la venta de un broche de brillantes de su mamá.

Hana Hegerová empezó a cantar por casualidad. O más exactamente apremiada por apuros financieros. Como actriz del teatro provinciano de la ciudad eslovaca de Zilina cobraba un sueldo irrisorio, tenía un hijo pequeño y necesitaba comprar carbón. Por eso acogió muy agradecida la oferta para cantar en un café local. Fue el inicio de una carrera meteórica. Fue contratada por el teatro Rokoko de Praga y a principios de los sesenta se incorporó al elenco del famoso teatro de bolsillo capitalino Semafor. Con sus colegas del Semafor actuó en el musical fílmico de culto "Mil clarinetes".

La cantante ganó también el reconocimiento internacional. En el teatro de variedades Alhambra, en Praga, la escuchó Bruno Coquatrix, director de Olimpia de París. Quedó impresionado con su interpretación de "Milord" y la invitó a la célebre sala parisina, considerada templo de la chanson.

Hana Hegerová prefiere últimamente escenarios más íntimos para sus recitales. Siempre con las entradas agotadas, actúa cuatro veces al año en el Teatro Kalich, en Praga, ante un público absolutamente entregado. Y quien no puede asistir en directo a un vibrante recital de Hana Hegerová, tiene la posibilidad de adquirir el álbum doble, editado este año por la discográfica Supraphon Music que recoge una treintena de los mayores éxitos de Hana Hegerová.

23-10-2006