Gang Ala Basta oscila entre la música electrónica y el pop

06-09-2010

Hace diez años, la crítica hablaba en superlativos de la nueva banda Gang Ala Basta y le predecía un gran futuro. No obstante, el grupo poco a poco fue perdiendo esa chispa que tenía al comienzo y fue desapareciendo de los escenarios. A finales de 2009, Gang Ala Basta lanzó su tercer disco, con el que dio a conocer que quiere volver a entretener al público con su música.

Gang Ala BastaGang Ala Basta El último álbum de Gang Ala Basta, denominado ‘Life Is Pretty Much’, tuvo buena acogida entre el público y todo parece indicar que el grupo está logrando recobrar su popularidad. Durante este último año la banda se presenta regularmente en diversos clubes del país y participó en varios festivales de música, entre ellos el Colours of Ostrava, uno de los más importantes de Chequia.

La banda surgió en 1998, después de que dos jóvenes amigos, Michal Pavlíček y Milan Broum, hijos de rockeros conocidos, se juntaron en un restaurante y acordaron seguir el camino de sus padres, o sea, dedicarse a la música en forma profesional.

Junto con otros amigos crearon la banda Gang Ala Basta y decidieron tocar música electrónica, que es lo que más gustaba entonces a la juventud.

Gang Ala BastaGang Ala Basta El éxito no tardó mucho en llegar y Gang Ala Basta era invitado a clubes juveniles en todo el país. El grupo ofreció más de 500 conciertos y en 1999 fue telonero de la banda británica Massive Attack, durante su concierto en Chequia.

Con el paso del tiempo, Gang Ala Basta empezó a coquetear con la música pop y a cooperar con la cantante, escritora y letrista Natálie Kocábová, hija del popular roquero checo y ex ministro, Michael Kocáb.

El nuevo disco del grupo, titulado ‘Life Is Pretty Much’ ha sido calificado por la crítica de poco expresivo, especialmente por la voz un tanto monótona que tiene en él la cantante del grupo, Andrea Plíšková, que otras veces es muy buena. Pero el público lo ha acogido positivamente.

Andrea PlíškováAndrea Plíšková Esto se debe también al hecho de que durante sus conciertos, Gang Ala Basta logra alcanzar un estrecho contacto con los espectadores a los que frecuentemente hace bailar.

La mayoría de las canciones de Gang Ala Basta son en inglés, aunque también hay algunas en checo, e incluso en español, como es el caso de su canción ‘Kerído Gringo’.

Hasta finales del presente año, el grupo tiene programadas varias actuaciones en festivales en Chequia, por ejemplo en las ciudades de Pilsen y Beroun. Aunque la actividad fundamental del grupo Gang Ala Basta siguen siendo sus conciertos en clubes juveniles a lo largo y ancho del país.

06-09-2010