Čankišou toca música del ficticio pueblo Chanki

13-10-2008

Música enérgica y ritmos muy concentrados son los mayores fuertes del grupo Čankišou, uno de los máximos representantes checos de la world music. La banda utiliza instrumentos poco habituales y deleita con su música al público tanto en la República Checa como en el exterior.

Čankišou es un grupo de la metrópoli morava de Brno, integrado por siete músicos, que absorben influencias de música árabe, africana, de la India y de los Balcanes, para transformarlas en un estilo original.

La formación utiliza instrumentos poco habituales en Europa Central, como por ejemplo el didgeridoo, yembe, tarabuca, etc.

Junto a la guitarra, el bajo, instrumentos de viento y diferentes percusiones, estos instrumentos dan a su música un toque muy peculiar.

La formación fue creada en 1999 por músicos que tocaban originalmente rock, pero con el tiempo empezaron a dedicarse a la música étnica. Mejor dicho, a la música del pueblo Chanki, que ellos inventaron.

La formación creó una leyenda, según la cual los chankis eran en los tiempos remotos hombres que poblaron un territorio pequeño en las zonas desiertas entre la Turquía y Siria de hoy.

Dicen que estas personas tenían solamente una pierna y que por eso utilizaban una muleta al andar.

Sin embargo, la pierna de los chankis era tan grande que al tumbarse de espaldas y levantarla encima de su cabeza, la pierna les ofrecía una sombra suficiente para refugiarse del sol y pasar así cómodamente los calurosos días de las zonas calientes.

Los chankis hablaban en una lengua rítmica que en la actualidad intenta imitar el cantante del grupo Karel Heřman.

Ya sea verdadera o no la leyenda, al escuchar la música de Čankišou los chankis hoy día de seguro lamentarían tener un solo pie y no poder bailar a gusto disfrutando de los salvajes ritmos con los que deleita hoy día la formación a sus fans.

La banda ha editado hasta la fecha cuatro discos, en 2000 debutó con el álbum La música del pueblo Chanki, con la canción popular 'Jeba Ma Miluna'.

Además, acompañó con su música la película 'El Aburrimiento de Brno', del director Vladimír Morávek, apreciada tanto por la crítica como por el público.

Los músicos de Čankišou han dado a lo largo de su existencia numerosos conciertos tanto en Europa, como en Asia. En 2005 y 2007 actuaron en Pakistán, por ejemplo.

Sus viajes al exterior y la experiencia adquirida en los conciertos con músicos locales desembocaron en la grabación de su último disco Lé La, editado en 2008.

El cantante pakistaní Sain Zahoor participó en este disco como invitado especial en la pieza Lahore.

13-10-2008