Viaje al limbo del jazz

06-06-2015

En el programa de hoy hablaremos de la banda de jazz Limbo, caracterizada por sus improvisaciones, sus influencias de free-jazz y su carácter innovador. La banda ha publicado hasta la fecha tres álbumes de estudio y un directo.

Limbo, foto: Adam Dušek, Radiodifusión ChecaLimbo, foto: Adam Dušek, Radiodifusión Checa El perfil de la mayor parte de los jóvenes intérpretes checos de jazz se corresponde con el de talentosos músicos formados en la universidad de Jaroslav Ježek, que a pesar de las distintas variaciones, les da una base común. Por eso resulta refrescante detenerse un momento en artistas con una aproximación distinta al género, como es el caso de Limbo.

El grupo nació en Pilsen en 2004 como proyecto del clarinetista y saxofonista Pavel Hrubý, considerado alma mater de la banda, del batería Miloš Dvořaček y del bajista ucraniano Taras Voloshchuk. A esta primera formación se unió en 2005 el trompetista František Kučera. Más adelante el grupo fue recibiendo nuevos miembros y cambiando su formación al mismo tiempo que evolucionaba musicalmente, permaneciendo Hrubý, Kučera y Voloshchuck como núcleo duro de la banda.

El debut de Limbo en estudio fue el trabajo homónimo autoeditado en 2006 y con el que a través de 12 composiciones, la banda marca las señas de identidad que le acompañan hasta la actualidad y que podrían resumirse en una comprensión del jazz flexible, permeable a otros géneros y rica en colores y cambios de tono, un gran sentido de la melodía y la creación de una atmósfera generalmente desenfadada, algo que refuerzan los originales títulos de las canciones. En ocasiones el grupo ha sido comparado con la Art Ensemble of Chicago, aunque sus influencias son más extensas.

De Limbo a Kalimbo

Limbo, foto: Adam Dušek, Radiodifusión ChecaLimbo, foto: Adam Dušek, Radiodifusión Checa Su primer trabajo de estudio con una discográfica fue ‘Kalimbo’, de 2007, aclamado por la crítica por su aproximación fresca, alegre y relajada al jazz, y por la mejora técnica respecto a sus discos precedentes. ‘Kalimbo’ destaca por la solidez de las composiciones, todas originales, por las improvisaciones en estudio y por el diálogo constante entre la trompeta de Franta Kučera y el clarinete de Pavel Hrubý, acompañados a la perfección por la batería y el contrabajo.

En cuanto al género, aunque el disco se atiene fundamentalmente a los principios del jazz, la banda explora libremente allá donde le apetece, visitando los territorios del free jazz, la música latina o incluso la música de baile, el etno africano o el dixieland, lo que junto a la actitud despreocupada de la interpretación aleja a Limbo de los pecados del jazz más academicista. No es de extrañar que en 2008 el álbum fuera nominado al premio Ángel de la música popular checa en la categoría blues y jazz.

Que Limbo es hasta cierto punto impredecible lo demuestra su último disco de estudio hasta la fecha, ‘Out of Body’, de 2009, en el que la banda, hasta entonces acústica, se ve enriquecida con el añadido de guitarra eléctrica y sintetizadores, de la mano de Jiří Šimek y Michal Nejtek respectivamente. Al mismo tiempo, Miloš Dvořaček se ve sustituido a la batería por Martin Kopřiva y se añade Tomáš Reindl a la percusión.

Michal Nejtek, foto: archivo de Radio PragaMichal Nejtek, foto: archivo de Radio Praga La mayor riqueza de sonidos cambia también la textura de la música de Limbo, que en ‘Out of Body’ suena más fría, más melancólica, y en ocasiones más cercana al dub o el nu-jazz, sin dejar por ello de resultar sorprendente o innovadora ni de contener improvisaciones. Curiosamente también cambia la manera de titular las canciones, ahora en inglés y con nombres como Polaris, Gandhi o Voyager.

El último álbum publicado por Limbo es un directo. Con el explícito nombre de ‘Koncert’, la banda presentó en 2012 sobre todo temas nuevos, con la novedad en su formación de Taras Volouščuk al bajo y de Dušan Černák a la batería. El trabajo puede definirse como un resumen de todo lo que Limbo es capaz, desde las piezas más alegres de sus inicios a las atmósferas más frías, la electricidad o la electrónica de ‘Out of Body’.

06-06-2015