Las hermanas Stein, las mamás del folk checo

Uno de los duetos folk más singulares de la República Checa es el formado por las hermanas Steinhauser, que bajo el nombre artústico de Sestry Stein han publicado ya cuatro discos de estudio.

Lucie Steinhauserová, foto: ČTLucie Steinhauserová, foto: ČT Bajo el pseudónimo de Sestry Stein, es decir, las Hermanas Stein, encontramos una pareja artística formada por hermanas reales, Lucie Steinhauserová y Karolína Kamberská, procedentes de la ciudad de Děčín.

Ambas habían participado en numerosas formaciones de rock y coros infantiles en su ciudad natal hasta que en 1999 decidieron emprender un camino artístico propio y componer sus primeras canciones folk. Su peculiar estilo, que ha sido clasificado como folk urbano, rallante en la poesía cantada, lleva la atmósfera íntima del género a una nueva dimensión, que para muchos resulta especialmente cálida e incluso maternal.

No es de extrañar por tanto que la crítica las haya apodado como las mamás cantantes. Esta etiqueta de “folk-mamá” ha sido aceptada con ironía y humor por las hermanas Stein, que como aseguran en su biografía oficial, entre disco y disco hornean bollos, cuidan de sus hijos, cultivan petunias y siete veces al mes agarran su viejo Fabia y salen a tocar a alguna ciudad lejana.

Karolína Kamberská, foto: Michal Maňas, CC BY 2.5Karolína Kamberská, foto: Michal Maňas, CC BY 2.5 Su primer trabajo de estudio fue Azucenas de Campo (‘Polní Lilie’) , grabado en 2001 con Indie Records. La carrera artística de Lucie y Karolína fue desde ese momento marcada, truncada e impulsada de nuevo por su situación familiar y la crianza de los hijos. En el periodo entre su debut y su segundo disco, disco ‘Mi Baile’ (‘Můj Tanec’), de 2004, Karolína empezó a actuar también junto a la violinista Karolína Vančurová y la cantante Jana Kozlíková en el trío Vilí Kvil.

El tercer esfuerzo de la formación, con un título que consagraba el estereotipo de mamás cantantes, fue ‘Solo un Niño tiene miedo’ (‘Jen decko se bojí’), grabado en 2006. El remate final fue, curiosamente, un disco de canciones infantiles, ‘La Luna Brilla’ (‘Měsíc svití’), publicado en 2008.

Después de este disco destinado a los más pequeñas, las hermanas Stein se tomaron otra pausa para regar sus petunias y hacer pasteles, que de momento, casi diez años después, sigue vigente. Karolína Kamberská continuó por su cuenta y riesgo un proyecto musical propio, que le llevó a grabar en 2010 su disco en solitario ‘Amargo-Salado’ (‘Hořkosladce’).